A tono con el Gobierno de Mauricio Macri, en la provincia de Tierra del Fuego se profundiza la criminalización y persecución de las organizaciones que enfrentan el ajuste, sobre todo contra el Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF), uno de los gremios más combativos.

En diciembre de 2015, el secretario general del SUTEF, Horacio Catena, fue condenado a dos años de prisión en suspenso junto a otros veintisiete representantes docentes y camioneros por las protestas de 2013 que terminaron con la toma de la Casa de Gobierno provincial.

Antes de culminar su mandato, la exgobernadora Fabiana Ríos firmó un decreto con la exoneración laboral de los diecisiete docentes juzgados –a pesar de que tres de ellos habían sido absueltos– y se lo entregó a su sucesora, Rosana Bertone.

Según explicó Catena a Contexto, “Bertone intentó utilizarlo como una suerte de extorsión para ver si nosotros aflojábamos con la lucha gremial a lo largo de 2016”, en el marco de un conflicto que incluyó setenta días de huelga por mejoras salariales, edilicias y presupuestarias.

Pero la gobernadora no sólo se valió del decreto que le había dejado Ríos. “La Justicia fue actuando al compás de lo que le pidió Bertone, con actuaciones realmente escandalosas desde el punto de vista técnico jurídico”, subrayó el dirigente al hablar del proceso que se inició entonces para quitarle los fueros sindicales a cada uno de los docentes perseguidos por protestar.

“La Justicia fue actuando al compás de lo que le pidió Bertone, con actuaciones realmente escandalosas desde el punto de vista técnico jurídico.”

Tras un fallo desfavorable en el Juzgado de Primera Instancia del Trabajo y otro del mismo tenor en la Cámara de Apelaciones, los trabajadores se presentaron ante el Superior Tribunal provincial, que este jueves ratificó el desafuero gremial.

Si bien la resolución será apelada ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, desde el SUTEF estiman que, con la decisión del máximo tribunal fueguino, la gobernadora podría avanzar en la aplicación del decreto que amenaza con dejarlos sin sus fuentes laborales en la Administración pública.

“Condena, exclusión de tutela sindical y exoneración por protestar como representantes sindicales en una manifestación. De esto no hay antecedentes en la historia democrática del país”, sostuvo Catena, y consideró que “se nos persigue porque no estamos dispuestos a claudicar frente a las políticas de ajuste y la quita de derechos al movimiento obrero”.

El caso ya fue presentado ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y también forma parte de los distintos atropellos en tiempos de Macri que preocupan seriamente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Catena confirmó a este diario que el próximo 24 de octubre el SUTEF estará presente en la audiencia convocada por la CIDH en Montevideo, Uruguay, donde el gobierno argentino deberá dar explicaciones por la vulneración de derechos laborales que denunciaron las dos CTA, distintos sindicatos, asociaciones de abogados y organizaciones de derechos humanos.

El organismo interamericano contempla los ataques a jueces y abogados laboralistas, a quienes el propio presidente calificó como una “mafia”, los pedidos de juicio político contra aquellos magistrados que no se someten a las pretensiones del gobierno, la intervención de gremios y la embestida contra el titular de SUTEBA, Roberto Baradel, que hasta llegó a ser amenazado de muerte en plena paritaria, entre otros casos.

El conflicto continúa

El titular de SUTEF indicó que los maestros fueguinos siguen reclamando la reapertura de la paritaria porque los salarios “están un 50% debajo de lo que correspondería”.

“El año pasado hubo un decreto con una suma fija y este año el gobierno de Bertone cerró la discusión salarial con otro decreto que estableció, en promedio, un aumento del 14%. Hoy un docente cobra 16.500 pesos, cuando la canasta familiar en Tierra del Fuego está por encima de los 32.500 pesos”, comparó Catena.

Los maestros también rechazan la reforma educativa que impulsa Macri a instancias del Banco Mundial, bajo la denominación de “Plan Maestro”, al considerar que pone en riesgo la estabilidad laboral y flexibiliza las condiciones de trabajo.

SUTEF denuncia que la reforma ya está en marcha, pese a que el proyecto de ley correspondiente ni siquiera fue enviado al Congreso.

“El Plan Maestro se está implementando de acuerdo a las posibilidades de cada provincia, de las maneras más inverosímiles posibles”, remarcó Verónica Andino, titular de la seccional Río Grande; mientras que su secretaria adjunta, Soledad Rottaris, advirtió que “se viene mucho ajuste en el nivel medio, principalmente”, y también “en los jardines”.

El gremio dispuso dos jornadas de lucha con paros de 24 horas y clases públicas en contra de la reforma. Una de las medidas de fuerza ya se concretó este jueves y la segunda está prevista para el próximo 19 de octubre.