La mañana de ayer transcurrió con tensión en las puertas de la Unidad Ejecutora Provincial, en pleno centro platense, donde las autoridades decidieron cerrar la persiana de la entrada principal e impedir el ingreso de una delegación de Suteba de La Matanza que presentó un reclamo por graves problemas de infraestructura en las escuelas de la región.

La situación, que mantuvo incluso al propio personal del organismo estatal sin posibilidad de entrar ni salir del edificio, derivó en un fuerte cruce entre los delegados docentes y dos hombres de seguridad sin identificación, que luego empujaron a un vocero de ATE.

Las delegaciones de Suteba arribaron a la sede de 8 entre 46 y 47 alrededor de las 11 de la mañana e intentaron ingresar de manera pacífica y organizada a presentar el informe de situación. Pero desde adentro del organismo se decidió bajar la gran persiana que separa las escalinatas de la puerta de ingreso al lugar. El hecho, irregular e innecesario, derivó en discusiones entre gremialistas y empleados de seguridad. Durante casi dos horas, nadie pudo entrar ni salir del edificio.

“La realidad es que cuando quisimos ingresar estaba la persiana baja pero la puerta abierta. Cuando vieron que queríamos entrar cerraron también la puerta. Generaron tensión porque habían empleados de la Unidad Ejecutora que querían salir y tampoco los dejaban dos personas de seguridad que no se identificaban”, dijo a Contexto Juan Romero, delegado gremial de La Matanza que participó en el reclamo.

“Luego, a un delegado de ATE lo empujaron cuando exigió que permitieran el paso y la circulación. Esa situación nos demuestra que no hay voluntad de dialogar”. Más tarde, la delegación de La Matanza junto a otras tres –entre ellas, Tigre y Ensenada– pudieron ingresar a la sede a tener una reunión con el titular del área de Gestión Territorial, Martín Solá.

“Si bien tomaron el reclamo, no nos dieron una respuesta que apunte a una solución. La realidad es que desde 2015, cuando tomaron la gestión, en La Matanza el gobierno provincial no puso un ladrillo en una escuela”, expresó Romero.

En esta línea, Graciela Calderón, secretaria adjunta de Suteba La Matanza, explicó: “Tenemos una demanda muy añeja respecto de un informe que compete a más de cincuenta escuelas, donde no se está garantizando el normal desarrollo de las clases, producto de problemas de infraestructura. Estamos hablando de falta de edificios, falta de aulas y problemas edilicios varios que ponen en riesgo a los chicos”.

Según explicó el gremio, en La Matanza hay un déficit de cien jardines de infantes, aun sin construir, para poder promediar la demanda de los colegios.

“La situación es muy compleja. Nosotros venimos desde el año pasado presentando distintos documentos. Nunca nos dieron soluciones. No está garantizado el diálogo. Tuvimos que llegar hasta esta instancia para que nos digan que van a viajar a La Matanza el 20 de octubre”, agregó Calderón.

En los próximos diez días, adelantaron, esperarán recibir respuestas concretas a los problemas planteados, de lo contrario, “llevarían el reclamo a las calles”.

Cabe recordar que la Unidad Ejecutora Provincial es un organismo autárquico creado en el ámbito de la Dirección de Cultura y Educación para llevar adelante programas y obras destinados al mejoramiento integral de la educación.