Funcionarios de municipios bonaerenses de Unidad Ciudadana y legisladores provinciales del FpV expusieron los recortes y problemáticas en materia de políticas sanitarias que atraviesa la provincia de Buenos Aires. El encuentro fue en el Anexo del Senado, convocado por el senador y presidente de la Comisión de Salud Pública de ese cuerpo, Darío Díaz Pérez.

De la reunión, que tuvo lugar ayer al mediodía en La Plata, participaron el exministro de Salud de la Nación Daniel Gollán, el exministro de Salud de la provincia de Buenos Aires Alejandro Collia y el vicerrector de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, Arnaldo Medina.

El encuentro concentró veinticinco secretarios de Salud de distintas comunas, quienes, junto a los exministros, pusieron en común en un informe las necesidades sanitarias que viven los bonaerenses, profundizadas por la subejecución de los presupuestos nacional y provincial y por la desarticulación de programas de salud, entrega de insumos y formación de recursos humanos.

Entre los principales programas, remarcaron el Qunita, para la crianza de niños, el Remediar, de entrega de medicamentos –suplantado por otro que provee la mitad–, el de Salud Sexual y Procreación Responsable, para la prevención de enfermedades de transmisión sexual, el Programa Médicos Comunitarios, para acercar atención en salitas en los barrios, el Plan Sumar y el de Fertilización Asistida, cuya red de hospitales para brindar tratamientos quedó desarmada.

“Nos motiva la preocupación que hay en la provincia por las ausencias y falencias que hay en salud y el abandono en programas que ya no están más. Ha cambiado el criterio de la salud y su política y genera un deterioro real a la población atendida”, puntualizó a Contexto Darío Díaz Pérez.

“Ha cambiado el criterio de la salud y su política y genera un deterioro real a la población atendida. Hay un esquema de recortes que nos preocupa.”

“Hay un esquema de recortes que nos preocupa. Por un lado se cortan programas para prevenir y promover la salud, mientras había otros que apuntaban a la generación de recursos humanos especializados”, detalló Díaz Pérez, exintendente de Lanús, quien añadió que además hay retrasos para la entrega de elementos centrales, como los medicamentos y la leche.

En tanto, Daniel Gollán consideró que el encuentro buscó “hacer más fuerte este espacio sanitario, darle más visibilidad a lo que están viviendo los ciudadanos, poder generar propuestas en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires y establecer un espacio para pensar el futuro inmediato”.

Uno de los programas que están siendo vaciados por el Ministerio de Salud de la Nación es el de Médicos Comunitarios, dedicado a la atención en los barrios y que cuenta con vínculos con los municipios por su anclaje territorial.

“En La Matanza, en octubre tenemos el último mes efectivo de pago para una cohorte de veinte médicos comunitarios, según nos informó Provincia. Ahora tenemos que tomar una decisión desde el Municipio, porque su trabajo tenía un alto impacto en los barrios”, afirmó a Contexto Alejandro Collia, secretario de Salud de La Matanza y exministro de Salud de la provincia de Buenos Aires.

Collia refirió a la “fuerte caída” en la formación de recursos humanos, sobre todo en enfermería, en buena medida por el desarme del Plan Eva Perón: “Ese programa se anuló a pesar de su importancia”.

Por otro lado, la falta de datos sobre la mortalidad infantil, en un contexto de crecimiento de los niveles de indigencia a nivel nacional, es otra de las aristas que enciende la alerta. “En los últimos diez años, la mortalidad infantil había descendido a cifras de un dígito, la más baja de toda la historia en cuanto a ese indicador. Y hoy está invisibilizada. De hecho, en el mes de octubre no tenemos el indicador, que generalmente se da a conocer en marzo para tomar decisiones para ver cuáles son sus causas”, dijo Alejandro Collia.

“La mortalidad infantil es el hecho más elocuente de estos retrocesos en salud, porque es el indicador abarcativo de todo el estado de salud de la población y porque tracciona otras variables como la educación, los derechos humanos y la vivienda”, añadió.

En tanto Daniel Gollán sostuvo que “la situación sanitaria de los municipios ha llegado a puntos extremos”, porque “se han discontinuado las políticas sanitarias y se han subejecutado los presupuestos de Salud de la nación y la provincia”.

“En 2016 había un remanente de programas que por inercia seguían funcionando, como por ejemplo el Plan Qunita, que duró hasta abril –prosiguió Gollán–. Si ese año ya veníamos con gente que no tenía tantos problemas de trabajo e indigencia, luego de años en los que empezó a pararse la disminución de la tasa de mortalidad, para 2017 prevemos que va a ser peor, por eso ocultan las cifras de mortalidad infantil”.

“Va a restringir prestaciones que se dan en los hospitales públicos”

El exministro apuntó también al programa de Cobertura Universal de Salud (CUS) que busca implementar el gobierno de Cambiemos en todo el país. El proyecto es cuestionado por médicos sanitaristas, gremios y diversos espacios políticos por la restricción que implica para el acceso universal a la salud pública convertir el sistema en una canasta básica de prestaciones.

“Entregan un carnet, lo cual es exactamente lo mismo que llevar el DNI a un hospital. Y ese carnet no da mayores derechos que el documento”, dijo Gollán. Y agregó: “En el Senado hay un proyecto de ley para generar un organismo que va a restringir muchas de las prestaciones que hoy se dan en los hospitales públicos y también en el sector privado”.

El exministro de salud remarcó que, de aprobarse esa propuesta, “no le va a cambiar en nada la vida a la gente para mejor”, y remarcó que en el mediano plazo, en la medida que actúe el organismo, “va a acotar el acceso porque va a implicar que haya menos coberturas”.

“Es lo único que tenemos claro, porque ni siquiera tenemos clara cuál es la planificación ni de dónde van a salir los recursos en el mediano plazo, porque para iniciar hay un dinero mal habido que se ha sacado de forma irregular del fondo solidario de las obras sociales”, cerró el exministro.