Denuncian que el Hospital de Niños le niega el tratamiento a un niño trans

La familia advierte que se trata de un caso de discriminación, al tiempo que viola la Ley de Identidad de Género.

2441

Susana y Mauro, los padres de Gonzalo, un niño transgénero de doce años, denunciaron que el Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata le niega el tratamiento con bloqueadores hormonales a su hijo, vulnerando así sus derechos según lo planteado por la Ley Nº 26.743 de Identidad de Género.

El tratamiento con inhibidores hormonales fue una decisión que tomó Gonzalo junto con su familia luego de un largo proceso de reconocimiento que incluyó psicólogos y estudios médicos. Una vez tomada la decisión, el Sor María Ludovica, hospital de cabecera de la familia, fue elegido para llevar a cabo el tratamiento.

“El primer lugar al que decidimos recurrir fue el Hospital. Y por eso la negativa nos duele tanto. Nos duele porque confiamos en el hospital, en el nivel de sus profesionales, en su compromiso. Nos duele porque nos sentimos parte de la comunidad. Nos duele porque sabemos que el hospital de niños es la mejor opción para velar por la salud de nuestro hijo, y vemos que le cierran la puerta por su condición de género”, relatan los padres de Gonzalo en una carta.

“La respuesta del hospital fue que ellos no estaban preparados, que no sabían cómo abordar este tema, cuando este tratamiento se aplica en algunas patologías o por diferentes necesidades. Osea que el tratamiento médico el hospital lo hace, lo que cambia acá es el motivo por el cual lo llevarían adelante, que tiene que ver con su identidad de género”, detalló en diálogo con Contexto Susana, la madre de Gonzalo.

“La decisión de la jefa del servicio de endocrinología fue no atendernos porque consideraba que no estaba capacitada y que no tenía experiencia”, explicó Susana.

Teniendo en cuenta que los inhibidores se utilizan también en otros tratamientos, y que le son negados a Gonzalo, la familia consideró esto como una cara discriminación. En charlas con esta médica “se terminó viendo que claramente era un acto de discriminación, porque se dieron todas las herramientas para hacer interconsultas y así y todo ella decidió no atenderlo. En algún momento dijo que lo consideraba una patología y tuvo expresiones la verdad muy fuera de lugar”, explicó la madre de Gonzalo.

Desde el Hospital de Niños de La Plata les dijeron que no iban atender al niño pero que ese tratamiento se podría llevar a cabo en el Hospital Pedro Elizalde en Buenos Aires. “Para nosotros es imposible sostener un tratamiento en Capital, a distancia. Aparte vivimos en La Plata y existiendo el hospital correspondería que lo atiendan ellos”, sostuvo Susana, quien remarcó que conoce al menos tres casos más que fueron derivados allí: “esos chicos o se fueron allá o no recibieron el tratamiento”.

Gabriela Mansilla, madre Luana, la primera nena trans en tener un documento con su identidad autopercibida, y titular de la Asociación Civil Infancias Libres, dijo a Contexto, que este tipo de dificultades “con este gobierno son frecuentes”.

“Están faltando también las hormonas para chicos grandes por el manejo de esta gestión”, comentó Mansilla, quien agregó que también “en los registros civiles están negándole los documentos a los chicos. Estamos siempre a la buena voluntad del que está ahí y que te levante el pulgar o te lo baje”.

La madre de Gonzalo consideró que hoy la niñez trans está “muy invisibilizada”. Si bien la Ley de Identidad de Género “es de vanguardia a nivel mundial y les da derechos impresionante a todos los chicos, la realidad es que hoy en día no existen políticas públicas y, es más, cuando uno va a hacer algún tipo de demanda, así como a un hospital público, lo que recibe es rechazo”, dijo Susana, quien destacó que por otra parte tampoco se aplica la Ley Nº 26.150 de Educación Sexual Integral (ESI), la cual sería un “acompañamiento importante” para la Ley Nº 26.743.