Brigadistas de todo el país exigen entrar en el Sectorial que contempla la carrera y escalafón de trabajadores encargados de proteger parques nacionales y socorrer ante catástrofes climáticas e incendios, en vista de la precarización laboral que mantiene el Ministerio de Ambiente nacional, a cargo del rabino macrista Sergio Bergman.

El ministro que dijo que los incendios forestales son “una especie de profecía apocalíptica” cuando analizó la catástrofe que devoró un millón y medio de hectáreas en La Pampa, Río Negro y el sur de Buenos Aires, tiene en sus manos el reclamo por 280 brigadistas precarizados de todo el país, 570 trabajadores de Parques con contratos temporales y la regularización de la carrera de 300 guardas de apoyo, entre otras irregularidades.

“Nos juntamos brigadistas de muchas partes del país para elevar una propuesta a Bergman y que se reconozca a esos trabajadores en la carrera de Guardaparques. Pero no recibimos ninguna respuesta”, dijo a Contexto Darío Orellano, referente de la Coordinación Nacional de ATE en Parques Nacionales.

“Es una cadena que va de Bergman a Marcos Peña y Triaca. Siempre se pasan la pelota entre todos. Bergman se disfraza de arbusto, trae dos LED para sus sinagogas, pero no se hace cargo de estas cosas. No estamos pidiendo algo inviable y no tienen voluntad política”, agregó.

La situación se da en simultáneo con el pasaje a la órbita de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich del Plan Nacional del Manejo del Fuego, que abarca a rescatistas derivados en la zona de El Bolsón y, en muchos casos, provenientes de comunidades mapuches y expertos en el reconocimiento de esas zonas. La maniobra es observada casi como una estrategia de “militarización” de este sector de trabajadores de rescate.

A través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) publicado ayer en el Boletín Oficial, el gobierno le asignó al Ministerio de Seguridad las tareas de respuesta operativa del combate del fuego, en el marco del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil (SINAGIR). Mantuvo, en cambio, bajo la órbita de Bergman “lo concerniente a la protección y preservación del medio ambiente del daño generado por los incendios”.

Por su parte, Orellano remarcó: “Bergman se rehúsa a incorporar a los trabajadores dentro de un Sectorial. El Sectorial representa la carrera: entrás como brigadista de incendio, luego pasás a guardaparque de apoyo y después a guardaparque nacional. Estos compañeros tienen mucha cantidad de años de trabajo encima, están por contrato anual. Nosotros decimos que si tanto le interesa a Bergman el cuidado ambiental, abra ese Sectorial para incorporar a unos 272 trabajadores a planta permanente”.

El referente gremial remarcó que las condiciones contractuales de los rescatistas no están bajo “ningún convenio legal administrativo conocido”. Orellano expresó: “Estos trabajadores no están en ningún ámbito que los contenga. Marcos Peña quiso encuadrarlos como administrativos del Estado nacional. Estamos hablando de personas que están preparadas para catástrofes naturales y dan su vida para salvar personas extraviadas o combatir incendios ¿Los van a poner como administrativos? Si sufren un accidente –que es muy probable– no tienen ART”.

En tanto, los trabajadores nucleados en la Coordinación Nacional de Parques Nacionales de ATE anuncian una jornada nacional de protesta, que se realizará el próximo 27 de septiembre en Bariloche, con una gran asamblea en el Nahuel Huapi y una actividad central en el centro cívico de la ciudad. A la misma asistirán también delegados y afiliados de los parques Los Alerces, Lago Puelo, Lanín y Los Glaciares; de la Regional NOA, de Salta; de la Regional Centro, desde Córdoba; de la Regional Patagonia Sur y del NEA. El encuentro contará con el apoyo de los consejos directivos provinciales de ATE participantes, de las seccionales gremiales locales y de ATE Nacional.