Con varios sectores privatizados y corrida de su rol educativo, “la Repú” fue “reinaugurada”

En medio de la campaña, los principales referentes de Cambiemos realizaron un acto inaugural en el histórico parque infantil.

590

El presidente Mauricio Macri, junto con la gobernadora María Eugenia Vidal, el intendente Julio Garro y el director de la República de los Niños Manuel Wirtz inauguraron obras en el parque infantil, las cuales vendieron como una “refundación”: la remodelación del tren y de veintiún edificios, la puesta en valor de las plazas y las calles y la instalación de empresas privadas en el histórico parque fueron algunos de los atractivos presentados ayer de manera formal.

“Quiero agradecerles al presidente, al intendente y a Manuel (Wirtz) por el compromiso de recuperar la República, este lugar que es un símbolo, ya que fue el primer parque temático de América, y la verdad que se había puesto triste”, dijo la gobernadora en un escueto discurso. El acto, en el que también participó la candidata Gladys González, finalizó con un tímido “sí se puede” del público infantil que pudo ingresar, mientras delegaciones enteras quedaron afuera.

La República de los Niños fue fundada por el presidente Juan Domingo Perón y el gobernador Domingo Mercante en 1951, para que en este lugar aprendan “los argentinos a ser justos, libres y soberanos”. Pero la renovación realizada ahora corrió el eje y dio lugar a la injerencia de la mano privada gracias a la gestión de Julio Garro. De esta forma, las empresas comenzaron a lucrar con este parque educativo, al tiempo que se le cedió a la Cámara de Empresarios Gastronómicos de La Plata (PULPA) la administración y elección de los puestos de comidas.

“Esta República se creó con un sentido fundamentalmente pedagógico. Un centro de una enorme modernidad para su tiempo, para la década del cincuenta. Hoy la gobernadora lo presentó como un parque temático pero es mucho más, porque no era un lugar de entretenimiento, sino un lugar recreativo para el aprendizaje; un lugar donde se pudiera aprender jugando. Ese es el espíritu con el que fue fundada la República”, explicó a Contexto el historiador Guillermo Clarke, quien opinó que “no hay ninguna refundación, ni siquiera una reinauguración”.

En dialogo con Contexto, concejales del Frente para la Victoria (FpV), cuando era tema central en el Concejo Deliberante, denunciaron la “privatización encubierta”, al tiempo que advirtieron que muchos de los proyectos y talleres que llevaba adelante el parque infantil habían sido relegados, dejando así de lado el carácter pedagógico.

“Queremos poner de manifiesto que durante estos dos años se ha perdido absolutamente el sentido de la República”, volvió a denunciar en dialogo con Contexto el concejal Gabriel Bruera (FpV), desde donde advierten que en este tiempo no han convocado a la conformación del gobierno infantil.

“Es una política que se vino llevando a través de muchos años y de distintos gobiernos y se interrumpió únicamente en la época de Cambiemos”, agregó el edil, quien remarcó que este programa “tenía su fin más inmediato, que era la formación democrática de los jóvenes, y no lo han podido o no lo quieren realizar”

“Los edificios están unidos y cobran sentido en la medida que ese proyecto pedagógico sea recuperado; un proyecto que tiene que ver con la inclusión, con la gratuidad, con una República de los Niños al alcance de todos, y no como una plaza de un barrio acomodado de la ciudad”, consideró en ese sentido Clarke.

Uno de los atractivos principales en la República hoy es el Boeing 737. El avión que sobrevoló las islas Malvinas durante la guerra y formó parte de la flota presidencial es administrado por la firma Cuatro Platenses S.A., la única que se presentó a concursar para la administración del parque aeronáutico. Así, el municipio platense le adjudicó la explotación de la aeronave a una empresa que sólo tiene unos meses y que, según su inscripción en AFIP, poco tiene que ver con la educación: se dedican a la “construcción de obras de ingeniería civil”, con actividades que incluyen construcción “para la minería y la industria, de centrales eléctricas y nucleares”.

En el Concejo Deliberante esto dio que hablar y desde el FpV solicitaron pedidos de informes que nunca llegaron. En esa oportunidad, los ediles de este bloque cuestionaron la concesión a Cuatro Platenses por ser una empresa “que no posee la experiencia suficiente ni la especialidad de su función con el fin pedagógico que el mismo decreto de adjudicación o permiso precario dice tener. Lo que queda clarísimo es el fin de explotación comercial que pretenden darle al parque temático a partir de esta iniciativa”.

Sin embargo, esta no fue la única injerencia privada. El municipio de Julio Garro dio lugar, a la concesión de servicios mediante un acuerdo con la Cámara de Empresarios Gastronómicos de La Plata (PULPA) para realizar un corredor gastronómico. En ese marco, le cedió la administración y elección de los puestos de comidas. De esta forma, este grupo se volvió “juez y parte”: los empresarios son quienes adjudican a los empresarios. El FpV también solicitó información sobre el corredor gastronómico, pero tampoco el gobierno municipal dio explicaciones al respecto.

“Encontrar que el Estado pueda servir para poder poner emprendimientos empresariales es un poco la filosofía del gobierno actual; propiciar que el mercado se haga cargo de mantener abierto, de estar, pero sobre todo de lucrar. Yo creo que la convocatoria antes que a los comerciantes tendría que haber sido a las instituciones educativas”.

Por otra parte, Gabriel Bruera adelantó a Contexto que en el Concejo van a realizar otro pedido de informe que tiene que ver con la entrada. Los vecinos de Gonnet no pagaban el ingreso al ser un lugar de cercanía al que suelen ir a pasar el día y realizar tareas deportivas. Cambiemos avanzó también con eso y hoy se encuentran con el pago de un canon.