Secundarios de La Plata: “El Gobierno nos golpea con sus reformas educativas”

Alumnos nucleados en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) llevaron a cabo ayer un plenario para organizarse frente a la próxima marcha por la Noche de los Lápices. “Generamos este encuentro como una respuesta a las políticas que lleva adelante este Gobierno contra la educación pública”, señalaron.

331

Estudiantes secundarios de La Plata, organizados en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), realizaron ayer por la tarde un plenario en la sede del gremio de docentes universitarios ADULP, de cara a la movilización del 15 de septiembre por el 41º aniversario de la Noche de los Lápices y contra “el ajuste en la educación pública” impulsado por las gestiones nacional de Mauricio Macri y provincial de María Eugenia Vidal.

En la reunión en ADULP estuvieron presentes estudiantes pertenecientes a más de diez centros de estudiantes y también militantes de organizaciones estudiantiles. “Hemos sido víctimas de las medidas retrógradas de Cambiemos”, afirmaron desde la UES en su comunicado para la convocatoria, por lo que “no podemos mirar para otro lado”.

Ulises García Ávila, estudiante del Colegio Liceo Víctor Mercante y secretario general de la UES, explicó a Contexto los motivos del plenario: “Generamos este encuentro como una respuesta a las políticas que lleva adelante este Gobierno contra la educación pública. Y no sólo desde los dichos, como cuando Macri dijo lo de “caer en la educación pública”, sino a partir de lo que vemos todos los días, porque los pibes somos los principales testigos de estas políticas”.

Entre las principales decisiones de los Gobiernos de Macri y Vidal que han perjudicado a los estudiantes y que estos ayer pusieron en discusión, están el Plan Aprender, el Plan Maestro, el cierre de comedores escolares provinciales y del Programa Conectar Igualdad, la restricción de la actividad política en las escuelas por la resolución firmada por el ex titular de la cartera educativa provincial Alejandro Finocchiaro y la falta de inversión en la infraestructura de las escuelas.

“El Gobierno nos está golpeando con sus reformas educativas, reprimiendo a nuestros docentes y dificultando el acceso de los estudiantes a la educación
por el ajuste económico y la escasez en los comedores”, apuntó en diálogo con Contexto Catalina Violini, estudiante del Colegio Nacional y militante de la agrupación La Cooke.

“Pedimos un mayor acompañamiento por parte del Gobierno hacia los estudiantes, para que puedan acceder a la escuelas y a los comedores. Por eso tenemos que hacer visible estos temas en las calles con la movilización”, dijo la estudiante en referencia a la marcha por la Noche de los Lápices. “Este año apuntamos a que sea la más grande de los últimos años y que tenga el profundo perfil de la primera marcha estudiantil contra las políticas de Macri y Vidal”, remarcó Ulises Ávila.

La desaparición de Santiago Maldonado no estuvo ausente durante la jornada sobre todo porque los estudiantes secundarios, al igual que los docentes, trabajadores y organizaciones sociales han sufrido el accionar represivo del Estado.

“Las fuerzas de seguridad son un perro salvaje donde cada Gobierno decide si controlarlo o soltarlo, y hoy vemos que el Gobierno las está soltando y entonces la Gendarmería no tiene problemas en desaparecer a una persona, como tampoco hay problemas en avanzar contra manifestaciones como la de Santiago Maldonado”, sostuvo Ulises Ávila.

En distintos operativos las fuerzas de seguridad han atacado a estudiantes de escuelas. Algunos casos fueron los golpes de la Policía Local de Berisso, que gobierna el intendente de Cambiemos Jorge Nedela, contra alumnos que reclamaban por mejoras edilicias; el ingreso violento de policías bonaerenses armados a la Escuela Normal Antonio Mentruyt (ENAM) de la localidad de Banfield para detener a cuatro adolescentes; y la más reciente presencia de la Gendarmería en la escuela Nº6 de Moreno para interrogar y fotografiar a los estudiantes sobre los motivos de su reclamo mientras estos pedían de forma pacífica por las graves condiciones de infraestructura del colegio.

La UES ya se había manifestado en la vía pública ante hechos políticos relevantes. Además de las intervenciones políticas en las escuelas por la desaparición de Santiago Maldonado, en abril, cuando la Policía reprimió a los docentes en la Plaza del Congreso, armaron una carpa en la esquina de 7 y 50 para hacer una volanteada en rechazo a la violencia del macrismo contra sus maestros y maestras.