Abogados del colectivo La Ciega, en representación de la mamá de Omar Cigarán y de su familia, pidieron el jueves ante la Sala Nº 5 del Tribunal de Casación Penal bonaerense la revisión del fallo que dejó impune en abril pasado al asesinato de Omar Cigarán, de diecisiete años. Este caso de gatillo fácil se remonta al 15 de febrero de 2013, cuando Diego Walter Flores, un policía que estaba fuera de servicio, disparó con su arma reglamentaria. Alegó legítima defensa, pero no pudo probarse y existieron testimonios contrarios.

“Venimos a pedirle a los jueces que revisen las irregularidades, que la causa la lea un fiscal, porque fuimos a juicio sin fiscal”, afirmó la mamá de la víctima a Contexto frente a la Fiscalía platense, en la calle 7 entre 56 y 57. La fiscal Ana Medina se apartó del caso antes del juicio oral y público.

“Voy a pedir que revean, que lean y que vean las irregularidades, como la de un testigo, Junquera, que en un primer momento dijo que Omar le quiso robar la moto y lo agarro del cuello y aseguró que Omar no tenía armas. Cuatro años después dijo que tenía un arma y la describió con lujo de detalles”, agregó Sandra Gómez.

Médicos forenses y testigos, inclusive los policías de las comisarías 3ª de Ensenada y 2ª de La Plata, indicaron entonces y durante el juicio que no había armas en el lugar del hecho, excepto la de Diego Walter Flores.

El 11 de abril, el Tribunal Oral en lo Criminal IV de La Plata, integrado por los jueces Germán Allegre (que votó en disidencia), Emir Caputo Tártara y Juan Carlos Bruni, absolvió al sargento Diego Walter Flores, acusado del homicidio de Omar en el Barrio Hipódromo. Más de cuatro años después, el caso pudo llegar a un juicio oral que terminó en la impunidad y con el policía en la calle.

“Apelamos porque nos pareció muy injusto que no se haya investigado como era debido. A Diego Walter Flores lo dejaron libre diciendo que fue en defensa propia. Pero todos sabemos que Omar no tenía armas, sino que le plantaron una en la morgue”, explicó a Contexto la mamá de la víctima.

“nos pareció muy injusto que no se haya investigado como era debido. A Diego Walter Flores lo dejaron libre diciendo que fue en defensa propia. Pero todos sabemos que Omar no tenía armas, sino que le plantaron una.”

La Sala Nº 5, integrada por los jueces Manuel Martín Ordoqui y Jorge Hugo Celesia, deberá decidir sobre la revisión de la causa y la apelación. Los abogados de Sandra Gómez, como particular damnificada, esperan una decisión rápida, aunque saben que la Justicia no va a la misma velocidad para todos. En la audiencia debían estar también abogados del equipo de Fernando Pedersoli, defensor de Flores.

Los abogados de la familia presentaron otra demanda por encubrimiento contra el titular de la Comisaria 2ª y el médico forense Marcelo Mensulo, quien afirmó en la morgue que Omar tenía un arma.

La mamá de Omar Cigarán aseguró que Flores “sigue trabajando en una comisaría de Quilmes” y precisó inclusive que “el 9 de agosto me lo cruce en el tren, muy impunemente. No me lo quiero cruzar más. Le grité cosas y en todo momento me miró sonriéndose y tocándose el arma”.

“Diego Walter Flores tiene que pagar. Porque si hubiese sido Omar el que le disparó, Omar estaría preso. Quiero que la Justicia esté del lado de los pobres […] No quiero que el Estado me de plata. Quiero que el Estado me pague con Diego Walter Flores preso”, sostuvo Sandra Gómez.