Luego de labrarles una serie de ridículas actas a modo de advertencia, el Municipio platense clausuró el Club Deportivo Elizalde, donde entrenan más de cien chicos de Altos de San Lorenzo. Los niños hace dos años que juegan al fútbol en el predio ubicado en 29 y 78, en viejas tierras de Ferrocarriles Argentinos, cercano a clubes como Chacarita y Everton, asentados hace más tiempo.

Mientras desde la Comisión Directiva se encuentran haciendo la personería jurídica y los papeles correspondientes para solicitar que los terrenos sean cedidos formalmente, la Municipalidad de La Plata los hostiga. Desde Elizalde sostienen que atrás de las actas y la clausura hay “punteros” de Cambiemos.

“Hay punteros políticos que quieren poner una feria para vender ropa”, denunciaron. “Como uno de los punteros está en la Municipalidad, nos hace denuncias por pavadas. Ya vinieron tres veces y ahora el club está clausurado”, explicaron.

“Te da una impotencia bárbara que vengan con acta de clausura”, comentó a Contexto Gastón Sosa, parte de la Comisión Directiva, quien aseguró que, si bien esta vez resultó ser por “ruidos molestos”, en otra oportunidad recibieron una notificación por un vehículo que trasportaba a chicos de otro club por “obstaculizar la vista de una casa”.

Con dos años de historia, el club es sostenido a base de rifas, cuotas, y por el esfuerzo de un grupo de padres. “Es todo a sacrificio y pulmón del barrio. La mitad de los chicos son de muy bajos recursos, no pueden pagar la cuota”, explicó Sosa.

“Hemos ido cuatro o cinco veces a la Municipalidad, nos dan vueltas todo el tiempo”, comentó, y agregó que “el Estado se tiene que ocupar de los chicos y nos estamos ocupando nosotros. Somos quince personas a puro sacrificio y nos agarran y hacen estas cosas”.