La gestión bonaerense de Cambiemos aplicó la estrategia de “ensayo y error” con los trabajadores de la Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia de Buenos Aires (CIC), la misma que utilizó Mauricio Macri en febrero, cuando dijo que el recorte en la movilidad jubilatoria y la condonación de la deuda del Correo Argentino habían sido “errores” y por lo tanto volvía a “foja cero”.

La CIC pertenece al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia. Desde la semana pasada, los 150 trabajadores que allí se desempeñan habían paralizado las actividades como protesta, concentrándose en las puertas del lugar ubicado en la calle 526 entre 10 y 11, en Tolosa, La Plata. El motivo fue que el presidente de la CIC, Pablo Romanazzi, les comunicó de manera “abrupta y sin previo aviso” que “no había plata” para el pago de las horas extras, según expresaron los trabajadores en un comunicado.

Sin embargo, ayer, después de la realización de las protestas, las autoridades les informaron en una reunión que mantuvieron en el Ministerio de Trabajo que la plata estaba y que desde el lunes próximo tendrían los ingresos en sus cuentas.

“La semana pasada nos dijeron que estaban en rojo y hoy (por ayer) nos dicen que tenían la plata para pagar y que no habrá problemas hasta fin de año. Para nosotros hubo una intención de ver hasta dónde podían jugar con nosotros para aplicar este ajuste, pero nos encontraron firmes”, dijo Claudio Ricardi, delegado de ATE en la CIC.

“hubo una intención de ver hasta dónde podían jugar con nosotros para aplicar este ajuste, pero nos encontraron firmes”, dijo Claudio Ricardi, de ATE.

Además de las manifestaciones en las puertas de la CIC que implicaron la paralización total de sus tareas y la permanencia en estado de asamblea, los trabajadores también habían marchado el martes al Ministerio de Ciencia y Técnica provincial, donde no fueron atendidos por el ministro Jorge Elustondo.

Con salarios que en promedio son de 13.000 pesos, el monto de las horas extras en la mayoría de los casos alcanza el 25% de los sueldos, por lo que el recorte resultaba significativo para los trabajadores.

La delegada de UPCN en la CIC, Patricia Giannoni, afirmó a este medio que en caso de que las autoridades no cumplan con lo estipulado ayer en la reunión, la semana que viene volverán a paralizar las actividades.

Los recortes en el área de Ciencia por decisión de Cambiemos no son ninguna novedad. A los ajustes en el presupuesto 2017 se les sumó el posicionamiento de los legisladores del ala dura de la alianza, el PRO, en el Congreso de la Nación.

En la sesión del miércoles, únicamente los senadores del oficialismo votaron en contra de la iniciativa propuesta por legisladores del FpV-PJ y otras bancadas para incrementar progresivamente, año tras año, las partidas destinadas al sector de Ciencia y Técnica hasta alcanzar en 2030 un 3% del PBI. Incluso legisladores radicales se levantaron y decidieron no votar. La particular explicación del senador PRO Federico Pinedo fue que los actuales legisladores no podían tomar decisiones a largo plazo, sin considerar la importancia del sector de la ciencia para el desarrollo económico e industrial.

A pesar de la negativa de Cambiemos, la Cámara Alta aprobó por 39 votos contra 9 el proyecto. Ahora el texto será girado a la Cámara de Diputados, donde, de continuar el consenso alcanzado en el Senado, podría obligar a Macri a vetar la ley tal como hizo el año pasado con la ley antidespidos.