Con carteles que reclamaban la aparición con vida de Santiago Maldonado y Johana Ramallo, los trabajadores de la Secretaría de Derechos Humanos, comandada por Santiago Cantón, marcharon ayer hasta las diferentes sedes de esta dependencia para denunciar la precarización laboral que están sufriendo, sobre todo en la Línea 144.

Las trabajadoras de esa área la semana pasada afirmaron “ser violentadas” por el Gobierno de María Eugenia Vidal, denunciaron que tienen cercenados sus derechos laborales, bajos salarios y falta de estabilidad, al trabajar la mayoría de ellas bajo la modalidad de contratos.

“La particularidad del caso de la Línea 144 es que es un área que hoy por hoy se está llevando adelante con el 92% de los trabajadores en situación de precarización”, explicó a Contexto Veronica Misseri, delegada de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en esta cartera.

“La particularidad del caso de la Línea 144 es que es un área que hoy por hoy se está llevando adelante con el 92% de los trabajadores en situación de precarización.”

En esta área, al igual que en otras de la Secretaría, el personal se encuentra con cuatro formas de contratación: planta permanente, temporaria, monotributo y tercerizados. En la 144, estas dos últimas son las que priman, con algunas irregularidades o retrasos en los pagos.

Hace cerca de un año y medio, la tercerización llegó a través de la empresa Provincia Net bajo la forma de “empleadas de comercio”, cargo que no caracteriza el trabajo específico que se realiza allí.

“Nuestro pedido es por la estatización del servicio, el ingreso de los trabajadores a la planta (porque están cumpliendo tarea de planta) y el reconocimiento salarial que corresponde a la tarea que están llevando a cabo”, comentó Misseri, quien destacó que quienes atienden la línea los fines de semana y feriados perciben un sueldo que apenas supera los seis mil pesos.

Ante la campaña de visibilización y difusión que llevaron adelante, las trabajadores de la 144 fueron recibidas por Daniela Reich, subsecretaría de Género y Diversidad Sexual, a quien le acercaron su problemática y pidieron garantías sobre la estabilidad del trabajo y de las políticas públicas que llevan a cabo. “Ellos nos plantean que no están en condiciones de asumir el compromiso de estabilidad laboral. Lo cual a nosotros nos genera una preocupación importante, porque lo que solicitamos y a lo que apelamos es a la voluntad política”, sostuvo Misseti.

“Ellos nos plantean que no están en condiciones de asumir el compromiso de estabilidad laboral. Lo cual a nosotros nos genera una preocupación importante.”

De la movilización también participaron los familiares de Johana Ramallo, quienes días atrás, ante la inacción del Estado, tomaron las oficinas del Consejo Provincial de las Mujeres, dependiente de la Subsecretaría encabezada por Reich. El día de mañana, en tanto, en la “marcha lenta” que se va a desarrollar a un mes de la desaparición de la joven, las trabajadoras de la 144 se harán presentes.

“Nos sumamos al pedido de aparición de Johana”, sostuvo Misseri, y agregó que “es uno de los reclamos que también hacemos propio y tiene que ver con la tarea diaria que realizamos; que sabemos que es algo importante que cuidar y que defender”.