A cuatro días de cumplirse un mes de su desaparición, la foto de Johana Ramallo continúa circulando en las calles de La Plata, en pedido urgente de cualquier tipo de información sobre su paradero. Ante la inacción de las autoridades, que hasta ahora no han avanzado en profundidad en la búsqueda, los familiares y amigos de la joven de veintitrés años decidieron tomar ayer las oficinas del Consejo Provincial de las Mujeres, dependiente de la Subsecretaría de Género y Diversidad de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires.

Allí, en el edificio de 6 y 51, exigieron una audiencia inmediata con la gobernadora María Eugenia Vidal, y las abogadas vinculadas a la familia de Ramallo presentaron ante la fiscalía un pedido de cambio de carátula del caso para que pase de “averiguación de paradero” a “desaparición de persona”.

De esta manera, exhortan a las autoridades a profundizar los protocolos de investigación y presionar la Justicia para que avance de manera efectiva.

“Tomamos el edificio porque desde el primer día dijimos que no dejaríamos de movernos hasta encontrarla. Lo que se pide es un cambio de carátula. Esperemos que se acepte pronto porque es muy importante para agudizar la búsqueda. Es fundamental, ya que no es lo mismo buscar a una persona que enfocarse en quién se la llevó y quién la mantiene retenida”, dijo a Contexto Rubén, amigo de Johana.

este viernes se desarrollará la Marcha Lenta de la Justicia, una marcha en “cámara lenta para simbolizar el aletargado avance de la investigación sobre la desaparición de Johana”.

Rubén forma parte del Grupo de Amigos y Familiares de Johana Ramallo, colectivo que se organizó para seguir de lleno la búsqueda en las calles y a través de la web, donde utilizan la página de Facebook “Buscamos a Johana Ramallo” para actualizar la información.

“Tomamos el edificio porque desde el primer día dijimos que no dejaríamos de movernos hasta encontrarla. Lo que se pide es un cambio de carátula.”

Según indicaron, se realizaron rastrillajes y allanamientos, pero sin resultados consistentes. Hasta el momento no hay datos certeros del paradero de Johana. “Sabemos que ella había realizado una consulta en un hospital, aunque no sabemos cuál, por eso también estamos tratando de convocar a personas cercanas al circuito de salud y de hospitales. Tal vez los días anteriores a su desaparición la vieron”, explicó.

Johana Ramallo, hermana mayor de siete hermanos y madre de una nena de seis años, desapareció el 26 de julio y fue vista por última vez en la zona de 1 y 63 de La Plata, cerca de las ocho de la noche. Vestía un jean negro nevado, campera Reebok y zapatillas Nike. Un día antes de su desaparición, Ramallo extravió su teléfono en un contexto que, según informaron los familiares, “no les quedó nada claro”, aunque sospechan que alguien tuvo la intención de incomunicarla para poder retenerla. “Hay una serie de cámaras de seguridad que están siendo analizadas por las abogadas”, expresaron.

“El tiempo es muy relativo. Para nosotros pasaron veinte días pero para la familia parece que pasó un siglo. No podemos estar casi un mes con una mujer desaparecida a pocas cuadras de la oficina de la gobernadora”, expresó Rubén, quien anunció que este viernes desarrollarán la Marcha Lenta de la Justicia, una marcha en “cámara lenta para simbolizar el aletargado avance de la investigación sobre la desaparición de Johana”.

La marcha será a las 16 hs, desde la puerta de fiscalía, ubicada en las calles 7 entre 56 y 57, hasta el edificio de Gobernación de la provincia. “Tomamos un edificio. No queríamos hacerlo, pero sin la Justicia tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance”, afirmó el allegado a Johana.