A veinticuatro años de la desaparición del estudiante de periodismo Miguel Bru en la Comisaría 9ª de La Plata, donde fue torturado hasta la muerte por agentes policiales, hoy se realiza una nueva vigilia en este lugar para pedir su aparición. En diálogo con Contexto, su mamá, Rosa Schonfeld de Bru, adelantó que con la Asociacion Miguel Bru acercarán un pedido basado en el “derecho a la verdad” para que Justo López, condenado por el caso, otorgue datos sobre el paradero de Miguel, recibiendo así beneficios sobre su condena.

-¿Con qué sentimientos se encuentra en un nuevo aniversario de la desaparición de Miguel?

-Los sentimientos son de impotencia, la misma de los primeros días, cuando no sabíamos qué hacer, y la impotencia al ver que esto no paró, que sigue pasando. Hoy tenemos la lucha por Santiago Maldonado y por Johana Ramallo. Ahí vos decís “todo sigue igual”. Son veinticuatro años que se siente lo mismo que ayer. Donde todavía no encontrás la explicación y te preguntás por qué no hablan, por qué no dicen dónde está. Nosotros terminaríamos con esta incertidumbre. Creo que ya es demasiado tiempo y todavía no nos dicen dónde está Miguel.

Son un montón de sensaciones: de querer terminar, de muchas expectativas con el asesino de Miguel nuevamente detenido. Presentamos un escrito para que si este asesino dice dónde está Miguel, nosotros estamos de acuerdo con que recupere la libertad. No nos interesa un detenido más o uno menos. No nos importa que recupere la libertad: queremos que colabore para encontrar a Miguel y terminar.

Tenemos muchas expectativas para que este sujeto entienda que lo va a beneficiar, porque con esta condición de ser nuevamente aprehendido no va a estar beneficiado con las salidas transitorias. Puede ser que lo entienda él, su abogada, lo conversen y vean que le conviene. Y nosotros terminar y darle un final a esta historia que empezó hace tanto tiempo. Mañana ya veinticuatro años y sigue esta misma pregunta que duele tanto: ¿dónde está Miguel?

-¿Cómo sería el documento presentado?

-Estamos pidiendo el derecho a la verdad. Le estamos ofreciendo a López (y puede ser que el tribunal lo entienda) que diga la verdad: que se sincere, que diga dónde está Miguel, y nosotros llegar a donde está para así terminar con esta historia. Hemos prometido que el día que encontremos a Miguel no vamos a ir más a la 9a, no vamos a hacer más la vigilia. La vigilia la hacemos porque no sabemos dónde está . Cuando decimos “documento por la verdad” es querer saber dónde está Miguel, empezando con uno de los asesinos, porque los testigos decían que eran entre cinco y seis personas las que lo torturaban. Reconocieron a dos (Walter Abrigo y Justo López).

“estamos pidiendo el derecho a la verdad. le estamos ofreciendo a López que diga la verdad, que se sincere, que diga dónde está Miguel para así terminar con esta historia.”

López sigue con vida totalmente impune, en silencio total, a pesar de haber sido beneficiado con salidas transitorias por el buen comportamiento y con el 2×1. Gracias a dios, la Fiscalía General apeló la libertad que le habían otorgado y después de dos años y medio lo vuelven a detener, porque el Tribunal de Casación le dio la razón a la Fiscalía y él tiene que terminar su condena.

-Muchas veces han denunciado el accionar del fiscal Fernando Cartasegna en la búsqueda de Miguel. Ahora, la Justicia dispuso un jury por su accionar en la UFI N° 4. ¿Qué es lo que esperás que resuelvan los jueces?

-Lo que queremos es que se haga justicia. En realidad yo lo denuncié muchas veces, inclusive he tenido una audiencia con la Procuradora (en ese tiempo era la doctora Salvo), donde lo que yo pedía expresamente, inclusive a él personalmente, era que se trate de intervenir en la causa. Nunca termine de entender cuál era su propósito, y me dijo “no, no me voy a involucrar”. Para mí, cuando empezó con todos estos problemas, me simplificó la idea de que podía cambiar de fiscal y que la situación de la causa iba a cambiar. Nosotros tenemos un rastrillaje pendiente de un testigo que había declarado hace un año y medio y Cartasegna nos decía que no podía hacerlo por inseguridad. En un momento dije que iba a conocer el lugar y él me dijo que era peligroso, porque ahí había una cocina de droga […] Esas eran las explicaciones que te daba, inentendibles, y mientras tanto pasaba el tiempo y no hacia nada.

-Mario Gianotti, exintegrante de Derechos Humanos en La Plata, denunció recientemente al fiscal Cartasegna por no avanzar con la búsqueda a pesar de tener nuevos datos.

-Gianotti antes quería hacer una denuncia en el Tribunal Federal por inoperancia. Le dije que no, porque si hacen lugar tienen que estudiar de nuevo toda la causa. Yo lo que quería era que Cartasegna llevará adelante el rastrillaje, pero no se pudo hacer porque él no quería.

-¿Van a participar familiares de Santiago Maldonado en la vigilia?

-Es la intención. Estamos invitándolos, pero es una situación especial. Hay que ponerse en el lugar de su familia. Estamos tratando de comunicarnos porque para nosotros es más que importante. Así estén o no estén, porque nosotros vamos a reclamar igualmente por Santiago. También por Johana, que es importante. Nos gustaría que ya que está la oportunidad, los familiares de ella se presenten y tengan su espacio en la radio abierta.

-¿Cómo ves el accionar del Gobierno en el caso de Santiago Maldonado?

-Terrible. Vergonzoso. Esta mañana miré parte de la interpelación que le hicieron a (la ministra de Seguridad) Patricia Bullrich y en un momento creo que no sabía qué decir. Después sí, volvió a ser la misma hipócrita de siempre y salió contestando mal y todavía reprochando al legislador de San Juan que la estaba interpelando. Con todo lo que vienen haciendo y con todas las cosas que están pasando, creo que ellos no se van a hacer cargo. El que se hizo cargo fue Esteban Bullrich en su campaña, cuando dijo “metemos un pibe por día preso”. Eso es lo que a ellos les interesa. Ojalá Santiago esté con vida, que vuelva con su familia y la puedan pelear de otro modo. No con Santiago desaparecido, sino con Santiago dando testimonio de qué es lo que realmente le pasó, para que no haya tanta impunidad.