El pueblo salió a las calles para exigir la aparición con vida de Santiago Maldonado

Miles de personas se concentraron en Plaza de Mayo y otros puntos del país por el joven desaparecido desde el 1° de agosto, tras la represión de Gendarmería en la provincia de Chubut. “El único responsable es el Estado”, remarcaron, mientras resonaba un solo grito: “¡Vivo lo llevaron, vivo lo queremos!”

251

El presidente Mauricio Macri y su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, contando con los amplios servicios de los operadores hegemónicos de la desinformación, como Clarín y La Nación, trataron de instalar que a Santiago Maldonado no se lo llevó Gendarmería, que no se trata de un caso de desaparición forzada de persona, pero el pueblo movilizado en las calles les respondió con contundencia.

“El único responsable es el Estado”, afirmaron miles de personas en Plaza de Mayo y en muchas otras plazas del país, mientras resonaba un solo grito: “¡Aparición con vida ya de Santiago Maldonado y castigo a los culpables! ¡Vivo lo llevaron, vivo lo queremos!”.

Abuelas de Plaza de Mayo, Madres-Línea Fundadora, H.I.J.O.S., el Centro de Estudios Legales y Sociales, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, entre otros organismos, acompañaron ayer a los familiares del joven mochilero de 28 años que se encuentra desaparecido desde el 1° de agosto último.

Ese día, unos cien gendarmes irrumpieron sin orden judicial en la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen, al noroeste de Chubut, disparando balas de plomo y de goma, quemando las pertenencias de los habitantes y apaleando a hombres, mujeres y niños. Según los testigos, Santiago trató de escapar de la represión pero fue capturado, golpeado y subido a una camioneta de Gendarmería. El operativo estuvo a cargo de Pablo Noceti, abogado de genocidas que actualmente se desempeña como jefe de Gabinete de Bullrich.

“Este es un acto de desaparición forzada en manos de las fuerzas de seguridad, un acto de gravedad institucional intolerable”, subrayaron los organismos de derechos humanos al leer un documento conjunto sobre el escenario que se montó a espaldas de la Casa Rosada.

Madres como Taty Almeida y Nora Cortiñas exigieron a Macri que se haga responsable y “cumpla con la Convención Internacional para la protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas”, mientras que a Bullrich le reclamaron que “aparte inmediatamente a la Gendarmería de toda instancia de investigación y la retire de la Ruta Nacional 40, donde sigue apostada en señal de amedrentamiento”.

Asimismo, hubo críticas al juez federal Guido Otranto, que tardó ocho días en realizar los primeros allanamientos en los escuadrones de Esquel y El Bolsón. “El Poder Judicial también es responsable y debe dar cuenta de lo sucedido. Que investigue y encuentre a Santiago”, enfatizaron.

Para los organismos, el Gobierno cruzó “un límite al negar la desaparición de Santiago y demonizar a la comunidad Pu Lof de Cushamen, identificándola como una organización terrorista”.

“Agitar el fantasma del terrorismo es la antesala para cercenar derechos y garantías”, advirtió Almeida, y exhortó a la población “a no dejarse manipular por informaciones falsas” y “la estigmatización que se promueve desde el poder” contra los mapuches.

Luego entregaron el micrófono a Sergio Maldonado, quien leyó uno de los escritos de su hermano contra la represión, la desigualdad social y la explotación. “La voy a pelear hasta el final. No me importa un carajo lo que me pase, quiero a Santiago con vida”, exclamó ante la multitud.

Allí también se encontraba el exembajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, quien dijo a Contexto que “esta concentración demuestra el nivel de conciencia ganada y, fundamentalmente, la bronca por el intento de impunidad de Macri, Bullrich y Noceti, responsables directos de la desaparición de Santiago”.

“Hoy están gobernando los hijos de la dictadura, los que financiaron a los grupos de tareas, los que representan el pensamiento más nazi en la Argentina. Lo único que puede frenarlos es la movilización popular y que cada uno de nosotros se convierta en un militante de los derechos humanos”, afirmó.

Por su parte, la diputada nacional Liliana Mazure (FpV-PJ) consideró que “hay una serie de complicidades tremendas para ocultar la desaparición de Santiago hasta el domingo, con lo cual se agrava toda la situación”.

“Es muy doloroso que estas cosas vuelvan a pasar en nuestro país. Están volviendo a apostar por un Estado represivo, de pérdida de soberanía y de derechos. Están generando ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda”, lamentó la legisladora en diálogo con este medio.

Finalmente, el titular de SUTEBA, Roberto Baradel, destacó “la importante respuesta de todos aquellos que realmente quieren vivir en democracia, que repudian los métodos viles y crueles de la dictadura, como la desaparición forzada de personas, algo que el Gobierno de Cambiemos vuelve a poner en práctica”.

“Si no los paramos, van a seguir. Por eso hay que movilizarse, profundizar la lucha y votar bien”, sostuvo el gremialista al ser consultado por Contexto.

Más represión en el sur

En medio de la desaparición de Santiago Maldonado, dos jóvenes murgueros del Centro Cultural “El Andén” de Cipolletti, Río Negro, fueron maltratados por efectivos policiales y luego encerrados en la Comisaría 4ta porque no tenían el DNI.

El nuevo hecho de violencia institucional ocurrió el jueves por la noche, cuando los chicos ensayaban con tambores frente al espacio cultural. Familiares, amigos y organizaciones sociales se movilizaron hasta la seccional para exigir su liberación, donde el comisario a cargo, Daniel Uribe, amenazó con reprimirlos si no despejaban el lugar.

Fueron liberados pasada la medianoche gracias a la intervención de abogados de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

“En el sur la situación represiva es cada vez más grave”, afirmaron los manifestantes, y denunciaron otro caso de abuso policial sucedido ese mismo día en el centro cultural “La Casita” de Allen, que funciona en el predio de la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro (UnTER).

“Tenemos fuerzas policiales metiéndose en los predios gremiales, llevándose gente detenida, desapareciendo personas. Todo esto coincide con la presencia de la gente de Patricia Bullrich, del Ministerio de Inseguridad y Desaparición Forzada de Personas”, completaron desde Cipolletti.