Inició el ciclo Conversaciones Ciudadanas

Se desarrollará este espacio de debate donde distintos referentes sociales, culturales y políticos intercambiarán ideas y conceptos. El primer encuentro contó con la presencia de Horacio González y Jorge Alemán. También estuvo presente la precandidata a diputada, Florencia Saintout.

175

Por Florencia Zanello

Ayer inició el ciclo “Conversaciones Ciudadanas”, que tuvo como invitados al sociólogo e investigador, Horacio González, el psicoanalista y escritor, Jorge Alemán y la precandidata a diputada por Unidad Ciudadana, Florencia Saintout.

Desde las 20 hs, en la Asociación Bancaria, decenas de platenses se reunieron para participar de este nuevo espacio de intercambio con “referentes de la producción simbólica, cultural, producción de pensamiento y producción artística”, como lo presentó Siro Colli en la apertura.

La primera en tomar la palabra fue Saintout, quien celebró el espacio y agradeció la presencia del público y los invitados a quienes calificó como “imprescindibles para este momento histórico, que nos convoca desde todos los lugares de nuestra humanidad a poner el cuerpo, la cabeza y el corazón”.

La precandidata a diputada, hizo una breve reseña sobre la situación que está atravesando el país y la ciudad, hizo referencia a los presos políticos del actual gobierno y pidió por la aparición con vida de Santiago Maldonado, el joven desaparecido días atrás por Gendarmería Nacional.

“No es un gobierno que le falta sensibilidad como dicen algunos o un gobierno de crueles como dicen otros, sino que esto es el capitalismo salvaje, el neoliberalismo en carne y hueso”, sostuvo Saintout. Y agregó: “Este es un proyecto de crueldad, de odio profundo, de odio machista, clasista, racista, completamente autoritario que ha democratizado una sola cosa: el odio por todos y a todas en diferentes lugares”.

Luego, se refirió a las elecciones del próximo domingo: “Nosotros sabemos que en la democracia liberal con el voto no alcanza eso lo sabemos, por eso estamos en las calles, nos estamos organizando, por eso cada vez que alguien dice tenemos un derecho es profundamente esperanzador y eso hay que articular y organizar”.

Al final, aclaró que con la Unidad Ciudadana se está construyendo algo más que una lista y esto es una “apuesta profundamente política” y que en el sufragio van “todos nuestros sueños pero también sus pesadillas, porque no vamos a dejarlos dormir mientras uno de nuestros compatriotas siga sufriendo las injusticias que nos estremecen todos los días”.

En segundo lugar, el sociólogo Horacio González, se refirió a los presentes y propuso una deconstrucción de conceptos instalados respecto a los discursos circulantes, el poder de la palabra y las herencias simbólicas en los representantes políticos.

“Hay un país que está hablando de muy diversas maneras, algunas parecen inaudibles, otras estrepitosas, muchas recurren a la violencia, otros dicen que es porque es un país dividido y hay culpables por esa división, otros suponen que todo lo que se está haciendo está en condiciones de borrar memorias anteriores y vivir una vida nueva sobre la base de una profunda operación simbólica: olvidar lo que fuimos, es decir la vida problemática en común y lo común problemático que tuvimos”, explicó González.

Luego, realizó una clasificación gradual de lo que dicen la voz de las personas que hablan: los damnificados y las víctimas.

A su turno, Jorge Alemán, retomó estos conceptos para explicar el funcionamiento del neoliberalismo en el contexto actual.

Alemán, lo conceptualizó como un dispositivo que “nos pone a todos a disposición de” y que esa es su crueldad existencial, su violencia sistémica. Luego, señaló que “el neoliberalismo ha roto el nexo que existía entre el malestar de lo social y la posibilidad de una respuesta política al mismo, por lo tanto al no haber un lazo, esa respuesta política debe construirse, es decir es contingente” y propuso la idea de “deseo” como punto de partida para que los malestares de la época se articulen y construyan un proyecto. Y finalizó: “Un proyecto no puede existir si solo quiere reproducir lo anterior, un proyecto es fiel a sí mismo cuando es capaz de interpretar todo el momento anterior desde un nuevo punto, una novedad”.

Luego de la disertación, se abrió el micrófono al público presente para hacer preguntas e intercambiar puntos de vista sobre los temas conversados, que derivó en una charla distendida de casi una hora.