Después de vaciar Radio Provincia, Franco Bagnato quiere ser senador con una lista impresentable

El director de la emisora pública encabeza la boleta de la Quinta Sección. Lo acompañan, entre otros, un apologista del terrorismo de Estado y un par de precarizadores laborales. Ellos son la apuesta de María Eugenia Vidal para una de las secciones con mayor cantidad de electores de la provincia de Buenos Aires.

1827

Mar del Plata es una de las ciudades más golpeadas por el macrismo en sus veinte meses de gestión. La fuerte caída de la actividad económica, en particular la turística y la pesquera, hizo trepar la desocupación al 10,4 por ciento. En este marco, la pobreza ya afecta a unas 180.000 personas, de las cuales 43.300 viven en la indigencia.

De todos modos, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal sigue apostando fuerte a la cabecera de la Quinta Sección, que con sus 27 distritos concentra más de un millón de electores. Se trata de la sección más populosa detrás de la Primera y la Tercera.

El propio intendente de General Pueyrredón, Carlos Arroyo, blanqueó la semana pasada que Nación y Provincia están destinando 2.433 pesos por cada marplatense sólo con fines electoralistas, mientras que a La Matanza –el municipio más grande de la provincia de Buenos Aires- le llegan apenas 232 pesos por habitante. “Es muy simple de entender”, se jactó el ultraderechista, y remarcó: “Cambiemos tiene que ganar en Mar del Plata, tiene que andar bien acá”.

En medio de esta inyección desproporcionada de fondos, Vidal volvió ayer a la ciudad balnearia para dar un empujón a sus alicaídos precandidatos a legisladores nacionales, entre ellos Esteban Bullrich, Gladys González, Graciela Ocaña, Héctor “Toty” Flores y Guillermo Montenegro. El acto proselitista se realizó en el Club Atlético Quilmes, donde también estuvieron los integrantes de la lista a senadores provinciales, encabezada por Franco Bagnato.

El famoso conductor del programa “Gente que busca gente” y actual vaciador de Radio Provincia comparte boleta con Flavia Delmonte (Partido de La Costa) y Lucas Fiorini (General Pueyrredón).

El concejal Fiorini abandonó hace unos meses el Frente Renovador para pasarse a Cambiemos. Años atrás, antes de integrar las filas del macrismo, eran los propios radicales quienes lo cuestionaban por “su presencia en algunos actos en los cuales, claramente, se reivindicaba el terrorismo de Estado y la dictadura militar”, algo que comparte con el intendente Arroyo, protector además de las bandas locales del neonazi Carlos Pampillón.

En la lista de Bagnato también figuraba el marplatense Martín de León Prandi, pero hace una semana decidió dar un paso al costado “por causal jurídica de inidoneidad para ocupar el cargo” y “no contar con los avales personales que requieren la banca de senador”. Su lugar lo ocupó el tandilense Gonzalo Santamarina, del riñón del ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca.

Como director regional del Servicio Federal de Empleo, Santamarina fue uno de los instrumentadores de la llamada Ley de Empleo Joven, que reduce los costos laborales para los empresarios precarizando salarios y condiciones de trabajo.

No es el único precarizador en la boleta de precandidatos a senadores provinciales por Cambiemos. Entre los suplementes está Adriana Sequeira, cercana al fallecido Gerónimo “Momo” Venegas, quien desde la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) facilitó la explotación laboral de los peones y tareferos en beneficio de las patronales del campo, además de haber sido acusado de trata de personas y trabajo infantil.

La verdadera cara de Bagnato

En los spot e imágenes de campaña hacia las PASO de este domingo, Bagnato exhibe la misma sonrisa de buen tipo que mostraba con cada reencuentro en “Gente que busca gente” (América TV). Pero quienes conocen su verdadera cara son los trabajadores de Radio Provincia, que se vieron afectados por la censura y el vaciamiento, tanto de la AM 1270 como de la FM 97.1.

Desde que asumió como director de la emisora pública, se encargó de levantar la mayoría de los contenidos periodísticos, donde el personal de planta tenía protagonismo. Los cambió por programas de entretenimiento cuyos conductores contratados transmiten, en muchos casos, desde Capital Federal.

“Hoy por hoy no hay ningún espacio de lunes a viernes producido íntegramente por los trabajadores de Radio Provincia. Bagnato los bajó drásticamente para poner una producción más del tipo de los programas de cocina, con un carácter más comercial”, dijo a Contexto Sebastián Moyano, delegado de ATE en la radio.

No se salvaron ni los históricos programas de servicios. “Jóvenes con Experiencia”, que se emitía todos los sábados para un público adulto mayor, fue uno de los primeros en desaparecer tras 24 años en el aire de la AM.

“Tenía una función muy importante y era, por lejos, el más escuchado de la radio. En su lugar, Bagnato puso un programa de pesca que sale desde Mar del Plata, hecho por gente que ha trabajado con él en Radio Brisas”, detalló Moyano.

Si bien el mayor vaciamiento se produjo en la AM, también hubo casos notorios en la FM de Radio Provincia, como “No corras que es peor”, el programa que condujo Gabriel Morini durante siete años ininterrumpidos hasta 31 de marzo pasado. “La decisión fue violenta, brutal. Cargada de irracionalidad y ánimo de venganza. Rayana a la censura y fundamentalmente indigna”, se quejó el periodista al enterarse unos días antes que lo levantaban del aire sin ningún motivo ni explicación.

La situación también es crítica en materia técnica, con equipos que no funcionan o andan media máquina, internet que se corta con frecuencia, falta de hojas y hasta problemas con el agua. Además, de los 160 trabajadores que cubren las dos frecuencias, muchos se encuentran precarizados con sueldos de apenas 8.300 pesos.

“Ganamos mucho menos y trabajamos mucho más”, sostuvo el delegado de ATE y añadió que “en algunas áreas, como operación y producción, hay déficit de personal porque aquellos que se jubilan o fallecen no han sido reemplazados, y también se dieron de baja muchas corresponsalías y eso se siente”.

“La Secretaría de Medios incrementó este año su presupuesto en un 300%: de 160 millones pasó a 467 millones de pesos, de los cuales 420 millones son para publicidad. Radio Provincia se maneja con un presupuesto de casi 28 millones, que en más de un 92% se destina a pagar sueldos. Bagnato no hizo ningún tipo de gestión para mejorar el presupuesto y eso también explica las condiciones en las que estamos”, concluyó Moyano.