Esta semana, catorce trabajadores del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable (MAyDS) fueron desplazados de su cargo sin motivos aparentes tras recibir en su domicilio telegramas de despido por parte de las autoridades de la cartera que encabeza el rabino Sergio Bergman.

Los cesanteados, con una antigüedad de cuatro a trece años, trabajaban a través de contratos con el Ministerio y no había ningún tipo de argumentos para sus desvinculaciones, por lo que señalan que son despidos “ilegítimos”. Cumplían con el horario, no tuvieron problemas de ausentismo y no fueron sancionados ni tuvieron notificaciones desfavorables por parte de las autoridades, según informaron desde ATE, sindicato que acompaña a los trabajadores con diferentes medidas de fuerza para reclamar por su reincorporación.

La mitad de los despidos son de la Dirección de Residuos Peligrosos, que se encarga de controlar residuos generados por empresas mineras e ingenios, por ejemplo. Los cesanteados significan alrededor del 15% del personal con el que cuenta este área.

En ese marco, desde ATE señalan que los motivos que buscó Bergman y su mano derecha, Patricia Holzman, jefa de Gabinete del Ministerio y precandidata a diputada nacional por Cambiemos en la ciudad, tienen la finalidad de incorporar gente de la propia gestión.

“Por la cantidad de expedientes que manejan, van a tener que volver a contratar gente”, explicó a Contexto Fernando Gatti, delegado de ATE en esta cartera. En ese marco, desde el sindicato interpretan que Cambiemos desplaza a gente capacitada “para poder ingresar gente propia”.

“Esto tiene mucho de político porque estamos hablando de un área que tiene movimientos de expedientes muy importantes”, consideró Gatti, y destacó que la ausencia de estos trabajadores capacitados colapsaría el sistema, por lo que van a tener que contratar gente de su gestión. “Es un cambio de figuritas”, agregó.

“Están destruyendo las políticas públicas de Estado. En este caso se trata de las políticas del Medioambiente. El ministro Bergman, en lugar de despedir y reconvertir trabajadores y trabajadoras cerrando funciones del Ministerio, tendría que estar ocupándose de las multinacionales mineras y sojeras que están destruyendo nuestro país”, consideró Silvia León, secretaria de Organización de ATE Nacional.

Los trabajadores, ante esta panorama, realizaron diferentes medidas de fuerza y solicitaron reuniones con el rabino Bergman, pero no los recibió. Holzman, quien el año pasado fue encargada de firmar telegramas de despidos, les planteó que iba a evaluar la situación.

Desde ATE también lograron un encuentro con las nuevas autoridades de la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental. Gatti explicó que les dijeron que solo están “cumpliendo órdenes del Ministerio de Modernización”, encabezado por Andrés Ibarra, el cual dispuso reveer esta cartera para tener una “dotación óptima” de trabajadores. En ese marco se planteó la reducción de personal. Sin embargo, desde el sindicato explicaron que no sobran empleados, sino que faltan.

Ayer, al día siguiente de esta serie de reuniones, los delegados se enteraron de una carta de cesanteo a otro compañero, alcanzando así a catorce. Desde ATE no descartan que esto traiga nuevos despidos.