La Orquesta Municipal de Berisso, con más de veinticuatro años de vida, hoy está en peligro ante la fuerte precarización que atraviesan sus músicos, quienes cobran sólo 2.700 pesos. Denuncian que han sido “engañados y estafados” por las autoridades. Hoy mantendrán una protesta musical en el hall del municipio.

Al igual que Julio Garro en La Plata, el intendente de Cambiemos Jorge Nedela en Berisso no da respuestas concretas a los reclamos de la Orquesta Municipal. Sus integrantes señalan que con más de dos décadas de funcionamiento hoy corre riesgo de “vaciamiento y desaparición”.

Mientras tanto, Alberto Amiel, secretario de Economía de Nedela, en una entrevista sobre el cobro de sueldos de los trabajadores municipales en el portal Berisso Ciudad, señaló que esta localidad “tiene un nivel de salarios muy importante. El promedio de salarios es 29 mil pesos”, al tiempo que resaltó que los sueldos de los funcionarios no son un problema.

Contraria es la situación de los músicos de la Orquesta. Con contratos de planta mensualizada, están en una situación de precarización laboral, percibiendo “a cuentagotas” los beneficios y derechos que los municipales de Berisso obtienen. Hoy el sueldo de los músicos supera apenas los $2.700.

“Al no tener un modo de contratación legal, no cobramos vacaciones, ni antigüedad”, explicó a Contexto Ricardo Cadenas, uno de los miembros fundadores de la orquesta, y agregó que “no tenemos ni ART; somos el abandono total”. Si bien están bancarizados, cuentan con obra social y aportes jubilatorios, el músico destacó que les falta “cobrar la antigüedad que tenemos, el título y el reconocimiento del aporte de instrumentos y su mantenimiento, la ropa”.

Ante los reclamos que desarrollaron el año pasado, los trabajadores de la orquesta mantuvieron reuniones con el bloque de concejales de Cambiemos, el director de Cultura Municipal Juan Carlos Herrero y el intendente Nedela, quien se mostró preocupado por la situación que atraviesan y les prometió que iban a entrar en el Presupuesto 2017, pero no fue así.

Ensayo de la Orquesta de Berisso

“De estos encuentros con la Administración y legisladores, más otros tantos formales e informales, no hemos recibido ninguna solución a lo planteado y nos sentimos engañados y estafados al saber que ni siquiera estamos incluidos en el presupuesto de este año, como se nos había dicho”, explicaron.

“También nos dijeron que se iban a ocupar de hacer una ordenanza para ser planta permanente, pero tampoco pasó”, denunció Cadenas. La normativa prometida crearía la figura de músico, pero no prosperó.

Los trabajadores de la orquesta explicaron que desde el Municipio también les prometieron que iban a recibir una recomposición salarial. En ese marco, los músicos les acercaron a las autoridades un número que duplicaba su magro sueldo. “De la oferta que le hicimos nosotros, nos ofrecieron $1.000 remunerativos, que entre los descuentos serían casi $800. Les dijimos que no”, sostuvo Cadenas, y agregó que la última vez que “el Municipio dio la cara, la dio así”.

En ese sentido, los músicos de la sinfónica señalaron que desde el Gobierno de Nedela “fingieron compromiso y nos escucharon con simulada preocupación”, pero que no les han brindado respuestas concretas. “Dicen que es poco dinero pero a su vez no mueven. A la hora de decidir, no sé si es el intendente o qué, pero no mueven”, sostuvo Cadenas.

Ante este panorama, la Orquesta Sinfónica de Berisso hoy va a estar realizando una protesta musical en el hall del palacio municipal. “Queremos que sepa la comunidad berissense cómo está siendo descuidado su patrimonio cultural por las autoridades elegidas y cómo se destruye y descuida un organismo que es de cada uno de los habitantes de esta ciudad”, señalaron los músicos.

En La Plata, la Orquesta de Cámara Municipal, fundada en 1964, también es víctima del abandono de Cambiemos. Julio Garro, al asumir, no renovó el convenio, por lo que los músicos platenses no perciben sus salarios desde finales de 2015. El año pasado recibieron la misma promesa que sus colegas de Berisso: formar parte del Presupuesto 2017, pero los fondos no fueron girados.