El Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala de La Plata se movilizó ayer desde la Estación de Trenes de 1 y 44 hasta las puertas de la Municipalidad, en reclamo al intendente Julio Garro por la inclusión de trabajadores en los programas de cooperativas laborales, por mayor cantidad de alimentos para los comedores populares y por la liberación de Milagro Sala.

Cerca del mediodía, sobre la calle 12, los integrantes del Frente que nuclea organizaciones sociales y políticas instalaron ollas populares para exigir la declaración de las emergencias alimentaria, tarifaria y del trabajo cooperativo, un combo de demandas a las cuales Garro no ha dado respuesta.

“Vinimos en reclamo para ser incluidos en los programas cooperativos de trabajo que tiene el municipio, porque tenemos compañeros que no tienen nada, y para manifestar la grave situación social tanto local como nacional”, dijo a Contexto Graciela Erazú, referente nacional de la CTD Aníbal Verón (una de las organizaciones que integra el Frente).

Los integrantes del Frente fueron atendidos por funcionarios de segunda línea de la gestión de Garro, quienes la única respuesta concreta que dieron fue anunciar una próxima entrega de leche para bebés y niños de entre cero y seis años y acordar una reunión para el viernes, que fue tomada con pinzas por las organizaciones, considerando la falta de interés que ha demostrado la Municipalidad por su situación. Erazú afirmó que en caso de no haber mayores novedades en la reunión, el miércoles 9 de agosto realizarán un acampe frente al Municipio para profundizar el reclamo.

El Frente que lleva el nombre de la líder jujeña también entregó un comunicado en el que se manifestó por la liberación de Milagro Sala, mientras la provincia de Jujuy debe dar respuestas luego de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) haya dictado una medida cautelar que otorga un plazo de quince días para que la deje fuera de la cárcel, con una domiciliaria o una libertad fiscalizada.

Además de los reclamos laborales, las organizaciones pidieron mayor cantidad de alimentos para los comedores, donde cada vez asisten más chicos por la pérdida del trabajo de sus padres y la crisis económica desatada por las medidas neoliberales del macrismo que destruyeron el consumo popular.

La situación del Frente Milagro Sala a nivel nacional

Las organizaciones sociales y políticas que conforman el Frente Milagro Sala quedaron excluidas del acuerdo entre el Gobierno nacional y las organizaciones que responden a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Sin embargo, estas agrupaciones todavía cuestionan al Gobierno por haber implementado sólo el 30% del presupuesto de la ley.

En tanto, la negativa del Gobierno nacional a atender los reclamos del Frente Milagro Sala tuvo su broche el pasado 28 de junio, cuando la policía porteña reprimió salvajemente a los cooperativistas en la Av. 9 de Julio, e incluso después funcionarios oficialistas defendieron el accionar.

En diálogo con Contexto, Eduardo Montes, presidente de la Federación de Trabajadores de la Economía Social (Fetraes) que integra el Frente Milagro Sala, afirmó que llegando a cumplirse el segundo año de Cambiemos en la Casa Rosada “la situación se va agudizando cada vez más, no sólo para el Frente Milagro Sala, sino para todo el campo popular”.

Montes es integrante de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), un sector particularmente afectado por las políticas económicas de Cambiemos. “Nuestro panorama es tremendo, sobre todo por las tres políticas aplicadas por este Gobierno que nos golpean: la apertura de importaciones, los tarifazos y la caída del mercado interno. Y todo esto atenta contra nuestra fuente laboral”, dijo Montes. Y cerró: “Hay cooperativas que, si no han cerrado, trabajan menos para evitar que los compañeros se queden sin trabajo”.