Productores hortícolas en La Plata junto a Unidad Ciudadana

Trabajadores del cinturón agrario en La Plata debatirán hoy las principales problemáticas que enfrentan junto a los candidatos de Unidad Ciudadana Florencia Saintout, Cristian Vander, Fernanda Vallejos y Victoria Tolosa Paz.

863

Desde la llegada del macrismo al poder y su consecuente transferencia de privilegios a los grandes empresarios del sector agrario, el sector de la agricultura popular se vio golpeado con tal fuerza que, en la actualidad, los años de lucha por un modelo de producción autónomo y equitativo parecen haber sido en vano. Uno de los grandes protagonistas en esta disputa fue la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO), sector que logró nuclear y organizar agricultores, quinteros y productores, que hoy brindará una charla en La Plata para discutir sus principales problemáticas a nivel local y nacional junto a los precandidatos y precandidatas de Unidad Ciudadana Florencia Saintout, Fernanda Vallejos, Cristian Vander y Victoria Tolosa Paz.

Según adelantaron, las principales consignas que atraviesan el encuentro son: “Por la defensa de la producción y el trabajo, frenemos el aumento de alquileres, insumos y tarifas; paremos la discriminación y xenofobia hacia los que trabajamos la tierra; paremos el abandono y el desprecio hacia los que producimos alimentos; y basta de falsas promesas y persecución hacia los productores florhortícolas”. A ello se suma la pérdida de producción por cambios climáticos sin ninguna respuesta del Estado, la suba desmedida de alquileres inmobiliarios y la accesibilidad a la tierra mediante la creación de un Banco de Tierras.

La iniciativa se llevará adelante a partir de las 14 hs en la Casa del Trabajador Rural, ubicada en 207 y 519. “Lo que venimos haciendo es tratar de plantear cuál es nuestra situación y las posibles consecuencias que pueden venir. En un sentido general, han tenido un beneficio muy importante unos pocos productores en el país, a quienes, por la devaluación y la quita de retenciones, les va muy bien. El resto, es decir, más del 90% de los productores pequeños y medianos, están en peligro de que pase algo similar a lo que pasó en la década del noventa, que una carta parte del total de productores desapareció”, dijo a Contexto Sergio Dumrauf, referente de CANPO, quien manifestó la preocupación que impera en el sector, en especial en el ámbito de la agricultura familiar.

“Tanto la crisis del Alto Valle, el cebollazo que está haciendo en el sur de Buenos Aires, problemas cítricos en Entre Ríos, problemas de caña de azúcar, toda esa pequeña y mediana producción está amenazada, no solamente en la pérdida de ingreso y rentabilidad, sino en la imposibilidad misma de producir”.

En tanto, desde las grandes corporaciones agrarias, como la Sociedad Rural o Coninagro –en acompañamiento de los grandes medios de comunicación–, aseguran que la situación del agro está “bajo control”. Por otro lado, la desaparición del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA), ente desarrollado para controlar y regular el trabajo rural y combatir la explotación, significó un fuerte golpe para este castigado sector productivo, hoy nuevamente bajo el dominio corporativo del RENATRE, antes conducido por el difunto Gerónimo “Momo” Venegas.

“Hubo un fuerte retroceso, ya que el RENATEA había tenido un importante trabajo en la visibilidad del trabajo rural, había tomado muchas denuncias de trata laboral. En el primer año del nuevo RENATRE, seiscientos compañeros fueron despedidos”, expresó el referente de CANPO. “Nosotros sostenemos que la única manera de hacer frente a este modelo neoliberal es junto a Unidad Ciudadana, y ojalá podamos llegar a toda la comunidad a través de estas actividades”.

Según informaron, hoy se calcula que entre 60% y el 80% de los trabajadores rurales no están formalizados, tanto entre los estables como los temporarios.