La falta de control en el circuito comercial nocturno de La Plata volvió mostrar su cara más hostil el sábado en la noche, cuando un grupo de patovicas propinó una brutal golpiza a Matías Ferioli, de veinte años, tras interceder cuando tres empleados de seguridad amenazaban a uno de sus amigos.

El hecho, que se desarrolló en la cervecería Media Pinta, fue difundido por distintos medios locales y volvió a alertar a la comunidad platense sobre la impunidad con que operan muchas veces los bares y boliches.

“Matías llegó cerca de las 3 de la mañana, pero se fue enseguida. Cuando estaba saliendo vio que el personal de seguridad de la cervecería tenía acorralado a un amigo suyo. Decidió interceder y les dijo que se tranquilizaran, que él se lo llevaba, pero cuando les dio la espalda se le vinieron encima y empezaron a golpearlo”, declaró su padre, Marcelo Ferioli, quien agregó que patovicas del boliche contiguo a la cervecería “también se sumaron a golpear a Matías”, sin siquiera conocer la situación.

En diálogo con Contexto, el padre del joven atacado expresó: “Matías fue a radicar la denuncia a la Comisaría 1ra de La Plata él mismo. De ahí lo mandaron al centro médico Ipensa. Fue cortado y sangrando hasta el lugar y lo único que hicieron fue decirle que tome un ibuprofeno y que ‘se le pasaría’. Volvió a casa y seguía con dolor. Fue al hospital y a partir de allí quedó internado”.

Ferioli informó que, a raíz de la golpiza, Matías tiene dos fracturas de un lado del rostro, una del otro lado, le desviaron el tabique y le cortaron el arco superciliar. “Por un problema en el globo ocular se cree que puede llegar a tener problemas en la vista y va a estar en observación de aquí a un mes y con dieta líquida”, completó.

Desde el bar no se comunicaron con la familia del joven ni dieron una explicación sobre lo ocurrido. Se trata de una cervecería, bar y pub que tiene dos sucursales en la ciudad. La familia de Matías aseguró que tampoco recibieron ningún tipo de atención por parte de autoridades municipales.

“Como padre y como miembro de la comunidad, estoy preocupado por todos los chicos que salen a divertirse en la noche platense. Estos quieren hacerse creer que son ‘seguridad’ por darle una golpiza a un chico. Yo no tuve ni una llamada de autoridades ni del Municipio ni de Provincia. Ellos hablan de ‘cuidar y cambiar las cosas’”, dijo Ferioli, y agregó: “El secretario de Seguridad de La Plata quiero creer que tiene mucho trabajo por hacer frente a estos trabajadores de ‘seguridad’”.

“Nosotros tenemos ahora que exigir a las autoridades que identifiquen a estas personas, por qué hicieron esto, si había antecedentes”, dijo Marcelo Ferioli, y añadió: “Hace un año y medio, mataron a un chico en la puerta del boliche Recordando y lo dejaron abajo de un árbol, en otro pub pasó lo mismo. Si yo fuese un funcionario de Seguridad, me preocuparía por lo que está pasando”.

En tanto, el joven de veinte años y estudiante derecho en la Universidad Nacional de La Plata fue dado de alta ayer del Hospital. Su familia espera el curso de la denuncia.