Sergio Palazzo, secretario general de la Asociación Bancaria, defendió el miércoles en La Plata la “necesidad de un paro general” como “respuesta global del movimiento obrero” a las políticas de ajuste que en un año y medio de gobierno viene aplicando la alianza Cambiemos.

“En la Argentina hay una situación económica complicada, con caída del consumo por quince meses consecutivos, caída del empleo, de la actividad económica y del poder adquisitivo del salario […] Estamos planteando que ya no alcanza con que a un sector le vaya bien sorteando los techos paritarios que pone el Gobierno como es nuestro caso, sino que hace falta una respuesta global del movimiento obrero”, sostuvo el dirigente en rueda de prensa en la seccional platense de La Bancaria, en la calle 50 entre 10 y 11.

“Le estamos pidiendo mandato a los compañeros porque vamos a plantear la necesidad de un paro general” en la reunión de secretarios generales nucleados en la CGT que se reunirán el próximo 28, sostuvo Palazzo, luego de participar en tres asambleas de trabajadores bancarios en la sede central del Banco Nación de La Plata, del Banco Provincia y del HSBC.

“Le estamos pidiendo mandato a los compañeros porque vamos a plantear la necesidad de un paro general. no tiene que estar condicionado a la fecha electoral.”

Aunque precisó que la fecha de un paro general “se decidirá en el conjunto […] la CGT tiene distintos componentes”, consideró que “no tiene que estar condicionado a la fecha electoral”.

“La represión a los trabajadores de PepsiCo la semana pasada, los despidos de Atucha en Zárate, son señales muy claras de hacia dónde apunta el Gobierno, y tienen que tener una respuesta de todo el movimiento obrero”, sostuvo Palazzo, que aspira a su reelección en los comicios de su gremio el 1º de agosto venidero.

Sobre la relación de la gobernadora María Eugenia Vidal con los gremios, opinó que “el Gobierno tiene una impronta vinculada al sector sindical que es muy peligrosa porque apunta a dejarnos sin derechos”. Y aseguró que el Gobierno intentará aplicar una reforma laboral como la que se está llevando adelante en Brasil.

“Quieren trabajadores sin ley, sin derechos, con jueces sumisos, y con abogados que no participen de sus reclamos y con organizaciones gremiales diezmadas”, sostuvo Palazzo, y sentenció: “como concepto ideológico, este Gobierno, y no sólo Vidal, tiene una adversión a los trabajadores que tiene que tener una respuesta contundente”.

“Debe confrontarse más, y la CGT tiene que estar a la altura de las circuntancias”, afirmó el dirigente bancario que rechazó los intentos del Gobierno de “estigmatizar a los abogados laborales de prestigio y renombre como hicieron con Héctor Recalde”.

“Se olvidan de decir que el sector empresario, clase a la que pertenece el presidente Mauricio Macri, es el que quiso tentar con 20 millones de dólares al doctor Recalde por los tickets canasta y fueron filmados y condenados. Recalde no aceptó esa coima, los filmó y los denunció”, recordó Palazzo.

De cara a octubre

El dirigente bancario que lidera la Corriente Federal de Trabajadores, que apoya las precandidaturas de Unidad Ciudadana, liderada por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la lista a senadores por la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral, confió en que la ciudadanía exprese su “malestar” en las urnas.

“Ojalá que el malestar que hay en la sociedad se exprese en las urnas en octubre. Ojalá que el Gobierno tome nota de ese malestar y se dé cuenta de que está equivocando el rumbo”, afirmó el dirigente. Y expresó su “preocupación” por la situación financiera generada por el macrismo, “por el alto nivel de endeudamiento” que ya supera los 100.000 millones de dólares, de los cuales el 70% es en moneda extranjera, y porque este Gobierno “le está dando a la maquina de las Lebac” (Letras del Banco Central), la mitad de las cuales están colocadas “a seis meses”.

“Si alguien decidiera no renovar esas Lebac, el país tendrá una crisis peor que la de 2001. Creo que están jugando en una timba financiera muy arriesgada”, remarcó el dirigente, antes de mantener un encuentro a sala llena con trabajadores en la seccional platense de La Bancaria.

Antes, el sindicalista se reunió con el exsecretario de Seguridad y actual senador provincial, Sergio Berni. “Queremos ponerle un freno a estas políticas de gobierno […] y trabajamos para revertir esta situación”, afirmó Berni, que subrayó la “desesperanza de la gente en los barrios”.