Tras la asunción de Gabriel Sánchez Zinny en la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, los docentes de la provincia señalaron que, por su desempeño al frente del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), la educación técnica y agraria corre riesgo. Destacan que quiere dejar “en manos de las Cámaras Empresarias los diseños curriculares”.

Luego de la asunción de Sanchez Zinny, el director provincial de Educación Técnico-Profesional (ETP), Gerardo Marchesini, fue obligado a renunciar tras pasar seis años en su cargo. En la carta que emitió para comunicar su salida, detalló que con Sánchez Zinny a la cabeza, en el año 2016, el INET ejecutó sólo el 17% del Fondo de Financiamiento para la ETP. De esta forma, más de 2.300 millones de pesos no llegaron a los alumnos.

“Las políticas impuestas en forma inconsulta desde el INET, la imposición de un ‘Fondo Rotativo’, y otras medidas impulsadas por el entonces director ejecutivo y hoy director general de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, han desfinanciado una vez más la modalidad”, explicó Marchesini.

Desde Suteba explicaron a Contexto que “este desfinanciamiento lo que pretende es una vuelta atrás; volver a los noventa”, al tiempo que destacaron “que no van a permitir que vengan a desguazar nuestras escuelas técnicas”.

Una de las ideas que había propuesto Sánchez Zinny era la “Agencia de Talentos y Formación”, donde la educación en estas escuelas estaría enmarca en las necesidades empresariales. “La agencia tendrá que determinar cuáles son las demandas laborales, también tendrá que homologar los nuevos títulos. En el mundo laboral aparecen nuevos trabajos” a los cuales apuntar, explicaba el actual titular de la cartera educativa en enero.

Suteba advirtió que de prosperar esta idea “dejaría en manos de las Cámaras Empresarias los diseños curriculares y contenidos que se enseñan en las Escuelas”.

Al renunciar a su cargo, Marchesini planteó que la propuesta de crear una Agencia saca de la órbita del INET la Formación Profesional y Educación Técnica “en abierta violación de la Ley 26.058 (de Educación Técnico-Profesional), por supuesto captando los fondos”.

El ahora exdirector de ETP destacó que con esta normativa “las instituciones de la modalidad se han duplicado al igual que su matrícula, como también la emisión de títulos técnicos y certificados de formación profesional”.

En ese camino, el subsecretario de Educación Técnica y Agraria de Suteba, Gustavo Lappano, dijo a Contexto que “la idea de esa Agencia de Talentos precisamente no tenía que ver con la conformación de espacios de trabajo, sino con de quienes deciden los conocimientos y el diseño curricular que se imparten en las escuelas técnicas sean las Cámaras Empresarias”.

Tras la oposición de los gremios, la Agencia fue desestimada en Nación. “Nosotros entendemos que Sánchez Zinny viene con la misma situación” a la provincia de Buenos Aires, consideró Lappano.

Una de las últimas medidas que tomó Esteban Bullrich como ministro de Educación en Nación fue la firma de un convenio con el Ministerio de Agroindustria, en el que habilita a empresas mineras y del agronegocio, a través de prácticas estudiantiles, a interferir en los contenidos de las escuelas.

Desde Suteba señalaron que en ese marco los estudiantes van a salir de las secundarias aprendiendo los contenidos que pretendan esas empresas. “Lo que pretende este Gobierno es que los conocimientos vengan de los empresarios; que se delinee el sistema educativo a lo que necesiten los empresarios”, explicó Lappano, y destacó que de esta forma también “se genera mano de obra barata”.

Uno de los hombres que hizo lobby para que Sánchez Zinny esté hoy al frente de la cartera educativa en provincia fue precisamente Bullrich, de quien es socio: conformaron la offshore “Formar Foundation INC”, según la base de los Panama Pappers.