En el marco de una agitada jornada en La Plata por la confluencia de varias protestas simultáneas, los representantes de cooperativas de trabajo volvieron a las puertas de la Municipalidad a reclamar mejoras en los salarios y renovación de contratos, con el agravante de haber sido denunciados por el propio intendente Julio Garro por el mero hecho de haber ejercido el derecho a la protesta.

Once referentes de los distintos grupos de trabajo fueron procesados bajo la figura de “intimidación en la vía pública” por una manifestación del martes pasado. Los trabajadores, en tanto, volvieron a marchar ayer a la Municipalidad en repudio a esta acusación por parte de Garro.

“Creemos que es una manera terrible de tratar una discusión salarial, es decir, en términos represivos. En ningún momento fuimos con una actitud prepotente ni patotera para poder discutir algo. De hecho, fuimos accediendo a todas las peticiones que nos plantearon tanto el secretario de Seguridad como distintos funcionarios. Nunca tuvimos un tono violento ni jamás nos arrogamos la representatividad de los que estábamos ahí”, expresó a Contexto Bruno Barletta, miembro de la Coppesy, la cooperativa de Autoconvocados en Defensa de los Derechos Humanos de los Enfermos de Sida (ADDHES).

Barletta es uno de los once procesados por el Municipio. “El intendente Garro tiene que hacerse cargo y entender que está criminalizando la medida de protesta. La causa está ahora en una fase muy embrionaria y esperamos que no avance, porque eso implicaría una adhesión del Poder Judicial para determinar que a cualquier persona que proteste se la encierre”, agregó.

“El intendente Garro tiene que hacerse cargo y entender que está criminalizando la medida de protesta.”

La protesta de ayer se desplegó desde Plaza San Martín hasta Plaza Moreno con acompañamiento de varias agrupaciones políticas y gremiales, y ratificaron el pedido de mejoras en las condiciones de trabajo.

“Siempre estuvimos dispuestos y abiertos al diálogo. Sólo reclamamos cosas que estaban pautadas previamente. Veníamos de discutir temas que tenían que ver con proveernos indumentaria para el trabajo, bolsas y camiones para recolección en espacios verdes”, expresó Barletta, quien trabaja en un espacio cooperativo de acompañamiento en tratamiento de VIH en contextos de pobreza y marginalidad.

A través de un comunicado, las cooperativas expresaron: “Al ajuste brutal que aplica Macri, Vidal y Garro en todo el territorio bonaerense –con la complicidad de otros sectores políticos–, con miles de despidos y creciente inflación, se le suma la criminalización de la protesta social para reprimir y disciplinar cualquier expresión que se muestre contraria a la grave situación económica que atraviesa el pueblo. Rechazamos rotundamente los intentos de Cambiemos de querer silenciar nuestros legítimos reclamos y por eso hoy movilizamos a la Municipalidad de La Plata. Exigimos que el Poder Judicial no sea cómplice de este intento de criminalización de nuestro reclamo y llamamos a todas las organizaciones del campo popular y a la comunidad en general a repudiar la denuncia que pesa sobre los integrantes de los movimientos sociales por pelear un trabajo y salario digno”.

Cabe señalar que durante el día de ayer, además de la movilización de cooperativistas, las calles de La Plata fueron ocupadas por marchas en solidaridad con los trabajadores de PepsiCo en lucha, así como también por los operarios del Astillero Río Santiago y delegaciones de Suteba.