Los docentes nucleados en la Federación Nacional de Docentes Universitarios (la de mayor representación nacional, con el 40%) aceptaron finalmente la propuesta salarial que acercó la semana pasada la Secretaría de Políticas Universitarias, que oscila entre el 25% y el 26%, de acuerdo con los cargos. En la novena reunión paritaria, las partes llegaron a un acuerdo, por lo que las clases en el segundo cuatrimestre se retomarán con normalidad, luego de que los gremios hayan estipulado que de no haber acuerdo no las darían.

Distinto es el caso de la Conadu Histórica de la CTA Autónoma, que rechazó la oferta salarial y resolvió la “continuidad del plan de lucha” con la no toma de exámenes durante el mes de julio (iban a llevar una contrapropuesta a la mesa de negociación salarial de las 19 hs).

Por la tarde, la Conadu realizó un Congreso Extraordinario en el que sus organizaciones de base decidieron por amplia mayoría (setenta votos contra cinco) aprobar el acuerdo salarial. El pago consistirá en una cuota en septiembre (ocho puntos), una en noviembre (dos puntos), más dos puntos por jerarquización docente, sumado a los diez puntos ya pagados a cuenta (cuatro puntos en marzo y seis en junio).

Los gremios resaltaron haber superado los techos salariales que buscó imponer la cartera de Esteban Bullrich desde febrero. Desde ese mes, el macrismo venía ofreciendo entre el 17% y el 21%, mientras que los gremios fijaron un mínimo del 25%. Las reiteradas medidas de fuerza, el anuncio del no comienzo de clases y el costo político que implicaría estando próximas las elecciones, terminaron inclinando la balanza y la oferta ascendió al 26%. Más aun, teniendo en cuenta que Bullrich es candidato a senador por Cambiemos en la provincia de Buenos Aires y Albor Cantard, el secretario de Políticas Universitarias, precandidato a diputado nacional por la provincia de Santa Fe elegido por Mauricio Macri.

“El acuerdo no es superador, pero sí es importante remarcar que comenzamos hace cuatro meses con una propuesta que en el presupuesto era del 17% y logramos avanzar hasta el 26,5% de aumento salarial”, dijo a Contexto Carlos De Feo, secretario general de la Conadu.

“Esto se debió a la decisión y voluntad de lucha que mostraron los docentes; pudimos torcerle el brazo al Gobierno, que entendió que no podía sentarse a la mesa salarial con una propuesta como la que pretendía”, señaló el gremialista.

Terminado el asunto salarial, los gremios continuarán con los restantes reclamos que vienen sosteniendo. “Esto nos posiciona en un buen lugar y refuerza nuestra capacidad de lucha, que hasta hoy fue por el salario docente pero que de acá en más va a ser también en contra de las políticas de ajuste, la subejecución presupuestaria, el ahogo financiero y el desfinanciamiento de becas y tutorías. Queremos mantener una Universidad democrática y de calidad”, afirmó De Feo.

Los gremios también acordaron aumento de becas PROFITE, mayores montos para capacitación, el establecimiento de comisiones para estudiar la situación de los docentes ad honorem y contratados y otros temas del convenio colectivo.