La situación en el Astillero Río Santiago no muestra señales de mejoras. El ajuste que mantiene paralizada buena parte de la producción de buques, en combinación con la decisión del Gobierno de comprar a Francia barcos que podrían haberse construido a nivel local por una fracción de precio, ahora se agrava por la falta de pago a trabajadores.

“Hoy llevaremos adelante una asamblea donde se va a definir si hoy o mañana nos movilizaremos para hacer visible este reclamo que viene desde hace rato y necesita respuesta inmediata”, dijo a Contexto Francisco Banegas, delegado de ATE de Ensenada dentro del ARS, quien reiteró la línea de reclamos focalizada en la reactivación de cartas de créditos bancarios para financiamiento, la inversión en equipo técnico y de seguridad y la continuidad en la construcción de buques y bulk carriers.

Hace quince días renunció el presidente del ARS y la situación es aún incierta. Uno de los temas más preocupante para los trabajadores tiene que ver con el retraso en los pagos de las horas extras; en muchos casos, la provincia adeuda hasta cinco meses. A su vez, denuncian el ajuste encubierto, ya que “hay muchos compañeros que actualmente se encuentran haciendo horas extras pero no saben cuándo las van a cobrar”.

Ezequiel Antonini, asesor paritario de Astillero, explicó: “Si esta situación continúa así, en dos meses habrá secciones que no van a tener trabajo directamente. Pero esto se podría solucionar si el Gobierno de María Eugenia Vidal resolviera unas cartas de crédito pendientes para construir barcos bulk carrier. Estamos esperando que Provincia tome la decisión de aportar esas cartas de crédito para poder empezar a construir los buques”.

Desde ATE de Ensenada reafirmaron su compromiso con defender este sector productivo dedicado a la industria y que sea reconocido por su labor a nivel histórico.

Por su parte, el propio intendente de Ensenada, Mario Secco, también adhirió a los reclamos de los trabajadores del ARS y aseguró que la situación “es preocupante”. En diálogo con Contexto, Secco sostuvo: “Los compañeros están en alerta, ya que está claro que el Gobierno pretende comprar flotas hechas y usadas en otros países. Se podría gastar mucho menos haciéndolas en el astillero. Pensemos que en el Astillero Río Santiago se han producido fragatas que luego fueron a Malvinas”.

Asimismo, el jefe comunal ensenadense agregó: “Estamos hablando del astillero más grande del país, tiene 3.600 trabajadores, es algo extraordinario, y que no le den el valor que merece es algo lamentable. Los compañeros se están levantando para plantear qué es lo que pasa con el astillero porque están viendo peligrar su fuente de trabajo”.

En esta línea, Francisco Banegas concluyó: “La movilización va a ser, como siempre lo planteamos, en defensa de la fuente de trabajo; no es que nos guste esta vía, pero no queremos ser desocupados. Esta es la experiencia que tuvimos en los noventa para defender nuestro astillero y lo haremos de nuevo por esta empresa estratégica para la producción nacional”.