Diputados del bloque del Frente para la Victoria (FpV) mostraron su preocupación ante el acuerdo firmado por el Gobierno de Cambiemos y el del Reino Unido para aumentar la frecuencia de los vuelos entre los dos países y realizar conexiones internas. Encabezados por el diputado Guillermo Carmona, presentaron un pedido para que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se presente a dar respuestas sobre las implicancias del convenio. Según aseguraron, este acuerdo podría ser gravemente perjudicial para Aerolíneas Argentina y pondría en crisis los puestos de trabajo en la aerolínea de bandera de la República Argentina.

A los aspectos perjudiciales del convenio se sumó que, tras la firma del acuerdo, la empresa británica comenzó a despedir personal argentino que formaba parte de su tripulación de cabina.

El Gobierno de Cambiemos informó que el lunes 20 de marzo “se firmó en el Ministerio de Transporte de la Nación un Memorando de Entendimiento (MOU) entre las Autoridades Aeronáuticas del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y la República Argentina con el objetivo de mejorar la conectividad entre ambos países y hacer que cada vez más argentinos vuelen. En representación de Argentina firmó el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y por el Reino Unido firmó el jefe de Servicios Aéreos del Reino Unido, Mark Bosly”.

Sin embargo, el Gobierno no aclaró por qué aceptó la designación por parte del Reino Unido de Norwegian Airlines para operar los nuevos vuelos entre los dos países. Esta empresa ha sido denunciada como una aerolínea de bajo costo que se encarga de destruir la competencia, que en este caso sería la aerolínea de bandera argentina.

También se señaló que este tipo de empresas de “bajo costo” rebajan los niveles de seguridad aerocomercial, lo que pone en riesgo la integridad de sus pasajeros.

Este tipo de acuerdos parece, una vez más, dejar de lado los intereses argentinos y plasmar por completo los británicos, perjudicando de esta manera la soberanía, la seguridad y los puestos de trabajo de los argentinos.

Uno de los aspectos de mayor preocupación es el despido de tripulación argentina que la empresa British Airways comenzó a hacer en el marco de este convenio, y la pasividad que ha mostrado el Gobierno argentino y en especial el Ministerio de Trabajo ante este hecho.

La exembajadora en el Reino Unido y exsecretaria general de Aeronavegantes, Alicia Castro, recordó a Contexto que durante su gestión al frente del sindicato “en los años noventa firmé el primer Convenio Colectivo de Trabajo para los tripulantes de British Airways, asegurando su estabilidad y condiciones de trabajo, y hoy veo con gran preocupación el cierre de la base argentina”.