Tras el cierre de una institución de contención para niños en Ensenada y otras dos posibles clausuras en La Plata, trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social se manifestaron para demandar al Gobierno de María Eugenia Vidal que dé respuesta sobre la crisis que atraviesan estos espacios de la provincia y que, sólo en la región, se mantienen gracias al esfuerzo de los empleados.

En la actualidad, las Casas del Niño “AMAD” de Ringuelet, “Alfredo Palacios” de Barrio Hipódromo y “5 de Mayo” de Ensenada, dependientes del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires, están sin funcionar por problemas edilicios y de falta de personal.

Desde el bloque de concejales del Frente para la Victoria ensenadense manifestaron la preocupación ante la Directora de la Unidad de Desarrollo Infantil (UDI) de la provincia. “Estábamos esperando cuándo empezarían las obras para reabrir el espacio, pero la directora Analía Corvalán nos dijo que no había personal para trabajar”, expresó Laura Flores, concejal del FpV en el distrito conducido por Mario Secco.

Desde el Gobierno de la provincia sostuvieron que el cierre de la “5 de Mayo”, que data de diciembre de 2016, se debe a que se iban a realizar arreglos edilicios. Sin embargo, Laura Flores aseguró que nunca comenzaron las obras y ahora “la directora de Desarrollo Infantil agregó que no hay personal para que la institución vuelva a funcionar”.

En esta línea, Flores aseguró que desde la UDI afirmaron que la Casa del Niño de Ensenada era “la única donde había falta de personal”, dato que luego se comprobó que no era cierto. “Si no es la única institución con falta de personal, ¿por qué nos dijeron que el motivo de cierre era ese? Esto es estrictamente político. Nuestro intendente es kirchnerista y por eso nos paralizaron las obras en los últimos meses”.

Por su parte, la concejala del FpV Nora González lamentó “un nuevo ataque de la gobernadora Vidal contra todos los ensenadenses, ya que a la Casa del Niño se suma la paralización de las obras del Registro de las Personas, la ANSES y la deuda de 115 millones de pesos”.

Por su parte, las otras dos Casas del Niño se mantienen abiertas con el esfuerzo de sus trabajadores, pero sólo brindando servicio de viandas y asistencia a las familias, además de transporte en AMAD.

A las Casas del Niño, los chicos concurren a contraturno de la escuela, donde almuerzan y realizan tareas de apoyo escolar y recreativas. Deberían contar con una planta que contemple equipo de dirección, equipo técnico (psicólogo, trabajador social, psicopedagogo), docentes y docentes especiales (arte, teatro, educación física, etcétera), preceptoras, cocinero y auxiliares de cocina y limpieza. Así funcionaban cuando se crearon, pero luego comenzó el proceso de vaciamiento. De una planta de más de veinte trabajadoras y trabajadores, hoy hay siete, en el mejor de los casos.

El lunes 12 de junio, el subsecretario Ezequiel Pazos explicó que la falta de personal en las instituciones “no se puede resolver”, en alusión al Decreto 618 de la Gobernadora Vidal que congela los ingresos. Según un comunicado de trabajadores del Estado, “esta misma norma establece excepciones, entre ellas, los servicios de Niñez, donde estarían incluidas las UDI, pero a su vez la gestión de Desarrollo Social ha incorporado bajo la modalidad de contrato a decenas de nuevos trabajadores que realizan tareas técnicas y administrativas para los directores o directores provinciales. El funcionario planteó que la decisión era no incorporar trabajadores para el Programa”.

“Dado que el Gobierno señala que son once UDI en la provincia de Buenos Aires y que la Casa del Niño de Ensenada es la ‘única cerrada’, vamos a solicitar un pedido de informe. Sabemos, por la información que hemos recabado, que la Casa del Niño de La Plata no está en mejores condiciones y está al borde de su cierre”, dijo la edil ensenadense Laura Flores, y agregó: “Esto forma parte del plan de recorte del Estado de Cambiemos”.

Sin las obras necesarias y sin nombrar personal, las Casa del Niño se encaminan al cierre definitivo.