Ante la apremiante situación económica y social que vive el municipio de Moreno, el intendente Walter Festa se manifestó ayer al mediodía frente al Ministerio de Economía bonaerense que conduce Hernán Lacunza para pedirle asistencia financiera a la gestión de María Eugenia Vidal. Sin embargo, tras dos horas de espera, no fue recibido por el ministro ni por sus funcionarios.

“Nos recibió el policía de la puerta. No fueron capaces de atendernos. La falta de sensibilidad del Gobierno provincial es muy preocupante”, dijo Festa a los medios en una conferencia improvisada en la entrada de la cartera ubicada en calle 8 entre 45 y 46, en La Plata.

Del reclamo participaron también los senadores provinciales del FpV Juan Manuel Pignocco y Gervasio Bozzano, los diputados provinciales de ese espacio Rocío Giaccone, Agustín Debandi y José Ignacio “Cote” Rossi, la candidata a diputada nacional y subsecretaria de Relaciones Institucionales de Moreno, Romina Uhrig, el concejal platense por el FpV Nacional y Popular Guillermo “Nano” Cara, la candidata a primera concejala por Unidad Ciudadana en La Plata, Victoria Tolosa Paz, y también empresarios, sindicalistas y municipales de Moreno.

”Moreno está sufriendo un estrangulamiento de las partidas para sostener a los empleados municipales”, dijo a Contexto el concejal platense Guillermo Cara, presente en el Ministerio y quien confirmó que no hubo ningún tipo de indicio por parte de los funcionarios de la cartera por acercar una solución a los problemas de los bonaerenses de Moreno.

”Moreno está sufriendo un estrangulamiento de las partidas para sostener a los empleados municipales”, explicó el concejal platense Guillermo “Nano” Cara.

Por su parte, el intendente explicó que su municipio tiene “un déficit a nivel recursos del tesoro del orden de los 30 millones de pesos”, y que la solución que acercó la Provincia para eliminar el déficit, fiel a su receta neoliberal, fue “despedir a 3 mil empleados, esto es, un 60% del personal”.

“Despedir al 60% de los empleados implicaría tener que dejar de prestar servicios de salud, asistencia social, seguridad y servicios públicos. Es decir, implicaría un colapso del Estado municipal, agravando fuertemente la situación social que está atravesando la población de Moreno desde diciembre de 2015, por el ajuste al que nos está sometiendo la política de los Gobiernos nacional y provincial”, señaló Festa.

El intendente que gobierna Moreno desde 2015 cuestionó que Vidal haya girado fondos “a municipios aliados, como el caso de Mar del Plata, que les giraron 400 millones de pesos” mientras que “a nosotros sólo 35 millones de pesos en seis meses”. “La discriminación que existe sobre los municipios de otro partido es notable”, lanzó el intendente.

Festa cuestionó que Vidal haya girado fondos “a municipios aliados”. “La discriminación que existe sobre los municipios de otro partido político es notable”, lanzó el intendente.

Festa había enviado días atrás una carta a la gobernadora donde la notificaba sobre la “grave situación económica de nuestro distrito” y pedía “una ayuda económica urgente para contrarrestar el déficit económico que estamos viviendo”, cartas que no fueron respondidas.

“La municipalidad de Moreno cuenta con 4.900 trabajadores para atender las necesidades de 600 mil habitantes. Esto quiere decir que nosotros tenemos 8,5 empleados cada 1.000 habitantes, mientras que el promedio provincial es de 13 empleados cada 1.000; y municipios comparables como Morón se ubican en 16 cada 1.000 habitantes y Merlo 8 cada 1.000 habitantes”, evaluó Festa.

En línea con su reclamo, diputados provinciales del bloque del FpV enviaron al Ejecutivo un proyecto de resolución en el que solicitan a Vidal “que dé respuestas a los vecinos y las vecinas del partido de Moreno ante la grave situación que atraviesa el municipio, evitando actitudes discriminatorias hacia gestiones con visiones políticas distintas a la de la gobernadora, que propone despidos infundados para la administración municipal”.

Los firmantes fueron los diputados Miguel Ángel Funes, Gabriel Godoy, Lauro Grande, Lucía Portos, Juan Agustín Debandi y Santiago Révora.