Falta de obras hídricas que impidan inundaciones, luminarias, tendidos eléctricos, nomencladores en las calles, salitas sanitarias sin insumos, ausencia de semáforos y puentes peatonales para resguardar del tránsito de la ruta 36 a los nenes y  nenas que van a la escuela, son algunas de las necesidades que tienen los vecinos de la localidad El Peligro en el Gran La Plata y que el Municipio no tiene en agenda atender.

Los barrios de esta zona tienen asignado 3 millones de pesos para la realización de obras, de acuerdo con el último Presupuesto Participativo. El Municipio acercó cuatro proyectos y el más votado fue el de instalación de cámaras de seguridad y luminarias cercanas a las escuelas, por sobre las otras tres propuestas que consistían en el mejorado de calles, cada una aplicada a un fragmento de la localidad y dejando de lado las restantes, lo que genera críticas de los vecinos porque entienden que produce tensiones entre ellos.

Además, cuestionan que el Municipio reduzca su injerencia en las urgentes demandas con proyectos tan acotados, subordinando allí su responsabilidad como Estado. “Pedimos un proyecto amplio que logre cubrir a todos los barrios de El Peligro”, dijo a Contexto Leandro Sousa, uno de los vecinos.

Los platenses de este lugar también critican que los proyectos del presupuesto no respondieron a las demandas de ellos, sino que fueron escogidos sin consulta previa por la gestión de Julio Garro.

Uno de los principales problemas que tenemos son la falta de obras hídricas. Fueron varias las ocasiones en las que se han inundado las casas, dejando a las familias en la calle, y no hubo respuesta del Municipio ni de Provincia, no hubo ningún tipo de inversión, obra ni nada por el estilo, está todo muy abandonado”.

Además de las necesidades anteriormente nombradas, los vecinos piden mayor frecuencia de los colectivos Oeste, apertura y arreglo de las calles.

Desde el bloque de concejales platenses del FpV Nacional y Popular realizaron un pedido de informes al Ejecutivo local para saber cuál es el costo de las obras ganadoras del Presupuesto Participativo.