Desde que Bolivia decidió impulsar el justo reclamo para que le sea devuelta la salida al mar, el clima de tensión con Chile ha ido en aumento. El arresto de nueve funcionarios aduaneros bolivianos pareció ser parte de la respuesta chilena. En ese marco, y ante la inminente libertad de los funcionarios, el exmandatario chileno y actual candidato presidencial, Sebastián Piñera, y el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, tuvieron un duro cruce en las redes sociales.

El presidente de Bolivia había asegurado a través de la red social twitter que “los 9 hermanos bolivianos fueron flagelados, apresados y condenados a una muerte civil por represalias del gobierno de Chile. Son mártires”.

Estas declaraciones fueron aprovechadas por el exmandatario chileno, quien se encuentra en campaña presidencial, para intentar posicionarse como referente de los sectores más nacionalistas y reaccionarios de su país. En respuesta a las declaraciones del mandatario boliviano, Piñera señaló: “Pte Morales: los 9 funcionarios bolivianos fueron detenidos por violar la ley chilena. Mejor que se calle, deje de mentir y cumpla Tratado de 1904”.

Inmediatamente, Morales le recordó que “el rey de España mandó callar a Hugo Chávez y Piñera me pide que calle. Ambos coinciden porque responden a monarquías, jerarquías y oligarquías”. Luego agregó: “Un presidente indígena jamás callará ante el jefe de la oligarquía pinochetista que usa el poder público para negocio privado“.

Cabe recordar que los funcionarios bolivianos fueron arrestados el 9 de marzo pasado cuando intentaron frustrar las acciones de un grupo de contrabandistas que pretendían ingresar desde Chile a Bolivia. En aquel momento, en la zona fronteriza, los funcionarios fueron interceptados por carabineros chilenos, quienes, en lugar de arrestar a los contrabandistas, se ensañaron con los funcionarios bolivianos, los detuvieron, golpearon, amenazaron y torturaron.

El Gobierno boliviano tomó esta acción como una represalia ante el reclamo que han hecho en la Corte Internacional de Justicia de La Haya para que le sea devuelta “la salida al mar” que le fue arrebata por Chile luego de la guerra de finales del siglo XIX.

Los funcionarios bolivianos fueron condenados por la Justicia chilena, acusados de portación de armas e intento de asalto. Deberán pagar una multa y luego serán expulsados del país. El ministro de Justicia de Bolivia, Héctor Arce, señaló que su país espera “que entre el martes y a más tardar el miércoles los nueve compatriotas estén finalmente en territorio boliviano”.