El canciller de la República de Cuba, Bruno Rodríguez, brindó una enérgica y categórica respuesta a las declaraciones del mandatario norteamericano Donald Trump, quien el viernes anunció una serie de medidas contra la Isla.

Rodríguez recordó que Trump eligió como escenario para realizar sus anuncios el Teatro que lleva el nombre de Manuel Artime, “el jefe civil de la brigada mercenaria que invadió a nuestro país en Playa Girón o Bahía de Cochinos”.

El canciller cubano remarcó que el acto “fue un grotesco espectáculo salido de la Guerra Fría, ante un reducido auditorio compuesto por viejos esbirros y ladrones de la dictadura de (Fulgencio) Batista, mercenarios de la brigada de Playa Girón, terroristas, politiqueros y vividores”.

“El presidente Trump saludó por su nombre a algunos de ellos, se rodeó de otros en el momento de la firma o los tuvo a su lado. Entre ellos, a un terrorista detenido en 1995 en California, con un arsenal de armas para realizar actos violentos y que estuvo involucrado en un atentado contra el presidente Fidel Castro Ruz en 1997. Otro fue parte de una infiltración armada a Cuba de 1974. Un tercero fue el autor de acciones terroristas y ataques piratas en el mar contra pescadores cubanos entre 1972 y 1975”, detalló.

Luego agregó: “También estuvo la esposa de un sargento torturador de la dictadura de Batista, designado según The New York Times por el conocido terrorista Posada Carriles, el autor de la explosión de un avión civil de Cubana de Aviación en 1976, el primer acto terrorista contra una aeronave en vuelo. Posada Carriles declaró al NYT que esta persona que estuvo al lado de Trump en la ceremonia fue uno de los que financió la cadena de bombas contra objetivos turísticos en Cuba que explotaron en 1977. Varios de estos personajes trabajaron en su momento para la CIA”.

Rodríguez aseguró que el hecho de que Trump hiciera el acto acompañado de terroristas “es un escarnio al pueblo cubano, al mundo y a las víctimas del terrorismo internacional”.

“Sin dudas, la política del presidente Trump marca un retroceso en las relaciones bilaterales […] El presidente Trump, nuevamente mal asesorado […] toma decisiones que solo favorecen intereses mezquinos de una envejecida y extremista minoría de origen cubano y de un puñado de políticos”, señaló.

Rodríguez remarcó que “es curiosa la paradoja, porque Trump ha dicho que su prioridad son los ciudadanos estadounidenses, su prioridad es la creación de empleo, favorecer las oportunidades de empresas estadounidenses. Con estas medidas hace todo lo contrario”.

“Cuba rechaza enérgicamente las nuevas medidas que endurecen el bloqueo, lo que denunciaremos en la próxima Asamblea General de la ONU porque es injusto, inhumano, genocida, extraterritorial y violatorio de la soberanía de todos los estados”, subrayó.
Por último, el canciller cubano advirtió que “Cuba no negociará sus principios ni aceptará condicionamientos, como no lo ha hecho jamás”.

Los terroristas del país de la libertad

Cabe recordar que la enorme cantidad de acciones terrorista que, con complicidad de la CIA, sectores mafiosos radicados en Miami realizaron contra Cuba dejaron un saldo de 3.478 personas muertas y 2.099 incapacitadas.

A continuación se detalla solo una parte de los actos que los acompañantes de Trump, que el mandatario norteamericano llamó “héroes” o “luchadores de la libertad”, realizaron contra Cuba:

– Abril de 1961. Invasión a Playa Girón (o Bahía de Cochinos). Con miles de mercenarios entrenados y financiados por la CIA, los terroristas de la Brigada 2506 atacaron Cuba y fueron duramente derrotados. A ese hecho se lo conoce como “la primera derrota del imperialismo norteamericano”.

– Octubre de 1976. Mercenarios contratados por Posada Carriles y Orlando Bosch pusieron una bomba en un avión que se dirigía a Cuba. Como resultado de este atentado murieron 73 personas.

– Octubre de 1992. Ataque armado contra el Hotel Meliá Varadero. Luego de ser detenidos en Estados Unidos, los terroristas que efectuaron este ataque fueron puestos en libertad por el FBI.

– Enero de 1993. Cuando se dirigían hacia las costas cubanas, fueron detenidos por el servicio de guardacostas norteamericano cinco terroristas a bordo de una embarcación artillada con ametralladoras pesadas. Al poco tiempo fueron puestos en libertad.

– Marzo de 1994. Un grupo terrorista procedente de Miami realizó disparos contra el Hotel Guitart Cayo Coco. En octubre 1994 y en mayo de 1995 repitieron el ataque.

– Noviembre de 1994. El terrorista Luis Posada Carriles y cinco de sus cómplices intentaron atentar contra Fidel Castro en Cartagena, Colombia, durante la celebración de la IV Cumbre Iberoamericana.

– Julio de 1995. Cuando se disponían a infiltrarse en Cuba, fueron detenidos en Estados Unidos tres terroristas. A pesar de hallarles armas y explosivos, fueron liberados por las autoridades norteamericanas.

– Enero de 1996. Autoridades de Estados Unidos interceptaron en Cayo Maratón una embarcación con cinco terroristas armados cuando se dirigían a Cuba. Fueron liberados ese mismo día por el FBI.

– Abril de 1997. El día 12 de ese mes se produjo la detonación de una bomba en el Hotel Meliá Cohíba, en La Habana; el día 30 de ese mismo mes fue descubierta otra bomba en el mismo hotel y el 4 de agosto se produce allí otra explosión que causa la muerte de un turista italiano.

– Julio de 1997. Estallaron bombas en los Hoteles Capri y Nacional.

– Septiembre de 1997. Detonación de bombas en los hoteles Tritón, Chateau Miramar, Copacabana y en el restaurante La Bodeguita del Medio.

– Noviembre de 2000. Posada Carriles fue detenido junto a otros terroristas cuando intentaba atentar contra la vida del presidente de Cuba Fidel Castro durante la celebración de la X Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado en Panamá. A los pocos meses fue puesto en libertad.