En pleno marco de tensión por la designación de Javier Buján como nuevo rector normalizador, la comunidad educativa decidió tomar la sede del Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos de Madres de Plaza de Mayo (IUNMa) para repudiar la llegada del nuevo funcionario, hecho observado como una intervención por parte del Gobierno sobre la institución.

“Anteayer recibimos la resolución que dejaba sin efecto las facultades del rectorado, poniendo como nuevo rector normalizador a Javier Buján. Por eso resolvimos con la junta estudiantil, permanecer en la sede de 25 de Mayo después de las cursadas para poder manifestarnos ante la llegada de este nuevo funcionario”, dijo a Contexto Belén Sarubbi, presidenta del Centro de estudiantes del IUNMa.

El Centro repudió la llegada de Buján, cuyos antecedentes lo muestran junto al presidente de Boca, Daniel Angelici, y cierres de delegaciones del INADI. “No nos resulta de ninguna gracia que nos intervenga un tipo que lo último que hizo en el INADI fue reducir presupuesto, maltratar trabajadores y dejar gente sin trabajo, además de que no tiene ningún tipo de criterio acorde con lo que representa la institución ni las Madres de Plaza de Mayo”, manifestó.

La comunidad estudiantil del IUNMa debatió ayer la continuidad de la toma hasta hoy inclusive, y diagramar una reunión con el titular del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano. Según informaron, este nuevo escenario dentro de la institución puso en estado de alerta a la comunidad docente, no docente y estudiantil por el rumbo que podría adoptar la nueva gestión en términos operativos.

“Exigimos que se mantenga la currícula de materias así como la planta docente, que se mantengan los contenidos con base en los derechos humanos, poder conformar un concejo para elegir nuestras propias autoridades”, dijo la referente estudiantil.

La intervención de la institución educativa se da en sintonía con la seguidilla de ataques y avasallamientos en materia de derechos humanos encabezada por el macrismo, así también como el avance contra cualquier institución vinculada con el anterior Gobierno.

“Una vez más nos unimos para articular la lucha contra los atropellos institucionales por parte del Gobierno macrista, donde los rumores de la intervención a la Universidad son un claro ataque a las Madres de Plaza de Mayo, los derechos humanos y la educación pública”, expresó Sarubbi. Y añadió: “Todo esto responde al discurso del macrismo que ubica los derechos humanos como un curro, que las Universidades también son un curro, que hay que recortar y controlar la educación pública. En ese sentido, nos tocan por las Madres, por los derechos humanos y por la educación pública”.

Asimismo, los estudiantes continúan en reclamo de la edificación de una nueva sede del IUNMa, proyecto pendiente desde hace más de un año.

Durante el día de ayer se realizaron clases públicas frente a la sede de 25 de Mayo 552, una asamblea para definir la línea de acción a seguir, y luego extendieron la permanencia durante la noche.

En un comunicado, el centro estudiantil había adelantado: “Luego de la movilización del día 5/06 al Ministerio de Justicia y DDHH, sin respuesta y con un constante ninguneo por parte de los funcionarios del Pro, en asamblea conjunta de estudiantes y trabajadores, decidimos redoblar el plan de lucha”.

“Por esto, convocamos a las organizaciones sociales, estudiantiles, sindicatos y compañeros del campo Nacional y popular acompañar la próxima medida en defensa de la Universidad Nacional de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo”, completaron.