El Estado Plurinacional de Bolivia denunció al Gobierno de Chile ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por la detención arbitraria e ilegítima de nueve funcionarios bolivianos que permanecen apresados desde hace tres meses y que habrían sufrido distintos tipos de vejaciones y torturas.

Se trata de siete aduaneros y dos militares que fueron arrestados el 9 de marzo pasado cuando intentaron frustrar las acciones de un grupo de contrabandistas. En aquella ocasión, a pesar de haberse identificado ante los carabineros chilenos, los funcionarios fueron detenidos, golpeados, amenazados y torturados.

El canciller de Bolivia, Fernando Huanacuni, aseguró: “Acudimos a la OEA para denunciar ante la comunidad internacional que fueron detenidos arbitrariamente por carabineros de Chile nueve ciudadanos bolivianos”.

“Vamos a utilizar todos los mecanismos democráticos para que los nueve funcionarios retornen a Bolivia”, aseguró el canciller.

Como parte de la delegación, también tomó parte en la denuncia el ministro de Justicia de Bolivia, Héctor Arce, quien remarcó que los funcionarios detenidos “se encontraban cumpliendo un deber jurídico, utilizando sus instrumentos de trabajo para cumplir su labor”.

Arce aseguró que las detenciones se llevaron adelante cuando los funcionarios intentaron frustra la acción de un grupo de contrabandistas que pretendían ingresar productos ilegales a Bolivia.

Desde la detención de los nueve funcionarios, Chile ha rechazado los pedidos de visa y por ende les impidió la entrada al país a un grupo de altas autoridades bolivianas, como el presidente de la Cámara de Diputados, el presidente de la Cámara de Senadores, el ministro de Justicia y el de Defensa, como así también a periodistas bolivianos que deseaban ir a cubrir el proceso judicial y entrevistarse con los detenidos.

En este marco, el presidente de Bolivia, Evo Morales, señaló a través de la red social Twitter que “Chile sabe que Bolivia tiene la razón, la justicia, el derecho y la verdad de su lado, por eso toma revancha con nueve personas”.

“Bolivia ejerce y demanda sus derechos ante la CIJ y Chile toma represalias con 9 funcionarios que luchaban contra el contrabando”, comunicó luego a través de la red social el mandatario.