En una semana agitada por el anuncio de nuevos paros docentes y el repudio generalizado por la quita de pensión a miles de personas con discapacidad, Mauricio Macri arremetió contra los trabajadores al responsabilizar por el desempleo a los juicios laborales: aseguró que son la causa de los cierres de las pymes y acusó a los abogados laboralistas y jueces de ese fuero de constituir una “mafia” que, además, está comandada por el legislador opositor Héctor Recalde.

Sin embargo, desde el sector de la pequeña y mediana empresa no tardaron en desmentir los dichos del Presidente y repudiar este argumento para esquivar la delicada situación financiera del sector desde la llegada de Cambiemos al poder.

“Es muy clara la actitud de Macri, desde su asunción, de echarle la culpa a otro de los problemas que ellos mismos generan. En principio, este hecho que menciona sobre el empresario de la pyme, que supuestamente no toma gente por ‘temor a juicios laborales’, es absolutamente mentira, totalmente falso”, dijo a Contexto el titular de la Asociación Pyme, Daniel Moreira. Además, repudió de manera enérgica las declaraciones de Macri, replicadas por los principales medios de la Argentina.

“Es muy clara la actitud de Macri, desde su asunción, de echarle la culpa a otro de los problemas que ellos mismos generan.”

A su vez, los dichos de Macri se combinan con la estrategia del Gobierno de ir detrás de los miembros del fuero laboral, maniobra encarada desde el Ejecutivo para reformar de manera drástica las legislaciones del régimen de riesgo de trabajo, escollo económico para el plan del macrismo.

“Hay una campaña que empezó hace rato, que evidencia que quieren correr a los jueces del fuero laboral para poner jueces afines. Y lo han dicho claramente: si los jueces no fallan como nos gusta, vamos a buscar jueces que fallen como queremos. Lo han dicho con todas las letras”.

Los dichos del Presidente, proferidos durante el acto de nombramiento del nuevo canciller Jorge Faurie en la Casa Rosada, fueron respaldados por Daniel Funes de Rioja, titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) y vicepresidente de la Unión Industrial (UIA), quien aseguró que el sistema de juicios laborales “es perverso” y frena la llegada de inversiones extranjeras al país.

Asimismo, las declaraciones de Macri respecto de la “mafia de los juicios laborales” contó con un fuerte acompañamiento de Clarín, que esta semana agregó una nota donde afirma de manera explícita en el título: “Para los empresarios, los juicios frenan la creación de empleo”. En el artículo, Andrés –un presunto empresario de pymes que, según el diario, decidió proteger su identidad porque no quería “enojar al sindicato”– afirma que no toma gente por “miedo a los juicios laborales”.

En contra de esas ideas, Moreira agregó que “las leyes laborales son las mismas de hace cinco o seis años, y en esos años las pymes crecimos como nunca y generamos 5 millones de puestos de trabajo. En el año y medio que estuvo Macri hemos perdido alrededor de 7.000 pymes formales”.

“las leyes laborales son las mismas de hace cinco o seis años, y en esos años las Pymes crecimos como nunca. En el año y medio que estuvo Macri hemos perdido alrededor de 7.000 Pymes.”

En esta línea, el titular de Asociación Pyme expresó que “hay un grado de cinismo importantísimo, donde se está dando como una verdad revelada cosas que están por completo desacertada”, y el ataque al Poder Legislativo en la persona de Héctor Recalde “debería significar para el Presidente, como mínimo, que se llame a silencio”.

“Decir que el trabajador es ‘engañado’, la verdad, es tenerle muy poco respeto al trabajador. Es como decir que son todos tontos”, concluyó Moreira.