El lunes, los trabajadores de ENACOM en Bariloche, junto con la CGT Zona Andina, marcharon en rechazo de esta medida y para exigir que se garantice su continuidad laboral tras el cierre de esta sede, que es referencia de localidades aledañas que realizan sus trámites en esta oficina.

La situación es la consecuencia de un camino iniciado por Cambiemos a días de asumir, cuando Mauricio Macri creó por decreto el ENACOM, tras la intervención de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), organismo de aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA), nacida en 2009 con el objetivo de regular los servicios de comunicación audiovisual y garantizar el derecho a informar y ser informados a partir de la aplicación de políticas públicas de fomento.

Sin embargo, con este nuevo Ente muchas de esas políticas dejaron de implementarse y los medios comunitarios fueron, por un lado, atacados, volviendo a ser víctimas de decomisos y, por el otro, dejaron de percibir los apoyos que brindaba el Fondo de Fomento Concursable (FOMECA), al tiempo que los trámites cada día empezaron a ser más dificultosos.

La medida de cerrar delegaciones parece ir en esa sintonía. De ahora en más, si un medio o un usuario necesita hacer un trámite en ENACOM, debe ir hasta la sede de Viedma (donde se derivaron los archivos de la sede barilochense), a más de novecientos kilómetros de Bariloche.

“Nos parece que está totalmente de acuerdo con el tema de achicar el Estado; que el Estado sea lo más chico posible sin importarles la consecuencia que eso implique, quieren achicar y nada más”, explicó a Contexto Claudia Rabellino, referente de Radio Del Barrio, emisora con treinta años de historia en el barrio de Virgen Misionera de Bariloche.

En este caso, “el objetivo claro es destruir las radios comunitarias”, sostuvo Rabellino, y agregó que cerrar el ENACOM es “terrible” para Radio del Barrio, porque “al sacarnos de encima este Ente que nos daba una mano, nos ayudaba y nos guiaba, nos dejan como parias”.

“el objetivo claro es destruir las radios comunitarias. Nada de esto puede beneficiarlas.”

“Nada de esto está pensado para beneficiar a las radios”, comentó. “Esto nos perjudica a todos.”

En tanto, en la provincia de Buenos Aires los trabajadores de las sedes de 9 de Julio y Tigre fueron notificados al igual que los de Bariloche, según explicó el secretario general de ATE en ENACOM, Alejandro Tsusinsky, en diálogo con Radio Caput.

“Esto va encuadrado en un plan donde el Estado se va retirando del territorio, y se está dejando todo lo que es la comunicación en manos de los grandes grupos“, sostuvo Tsusinsky.

En ese sentido, la referente de Del Barrio señaló que “un Ente como este, que se supone que está bajo el ala de un pulpo como Clarín, las medidas que toma son en contra de la comunicación popular y de las radios comunitarias; es obvio que están beneficiando a estos grupos”.

Mientras en Bariloche movilizaban, la Delegación Regional Patagonia Atlántica de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) se declaró en “estado de alerta y movilización ante el inminente cierre de la Delegación Trelew” del ENACOM.

Según informó Christian Salazar, delegado gremial de esta oficina, “hace un mes las autoridades del organismo cancelaron en Trelew la atención al público y el análisis de reclamos respecto de las telecomunicaciones”.