La comunidad educativa del Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo (IUNMa) mantiene desde ayer un acampe en la sede administrativa de esta casa de estudios en rechazo a la intervención que intenta llevar a cabo Cambiemos. Con cuatro carreras universitarias y más de mil estudiantes, es la única institución educativa de la región enmarcada en el área de derechos humanos. Hoy, con la avanzada del Gobierno sobre la educación pública y el retroceso en las políticas de derechos humanos, se encuentra en riesgo.

El IUNMa es un organismo de Madres que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, encabezado por Germán Garavano. Ante rumores mediáticos, el lunes pasado la comunidad educativa de la Universidad marchó hacia esta cartera donde, tras tres horas de espera, fueron atendidos por autoridades de segunda línea, quienes confirmaron lo que circulaban en los medios: el inminente desplazamiento de Germán Ibáñez, actual rector del IUNMa, aludiendo irregularidades administrativas.

“Nunca pudieron encontrar ninguna irregularidad. De hecho, a principio de año hicieron una auditoria y la verdad que no pudieron encontrar nada. Tomaron la decisión por cuestiones políticas”, explicó a Contexto Marley Pugliese, secretario de Organización de la IUNMa.

En el encuentro en el Ministerio fueron informados de que la decisión ya fue confirmada, por lo que la comunidad educativa del IUNMa vislumbra una posible intervención.

“Nos dijeron que es una decisión política que ya fue tomada”, explicó el docente Martín Forciniti, secretario gremial de la Asociación Docente del Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo (ADIUNMa).

“La lectura política que hacemos es que el rector que venga viene a hacer lo que este rector no está dispuesto, que es terminar de consolidar la precarización laboral y no garantizar el derecho a la educación”, sostuvo Forciniti.

“el rector que VENGA viene a hacer lo que este rector no está DISPUESTO, que es terminar de consolidar la precarización laboral y no garantizar el derecho a la EDUCACIÓN.”

Cabe destacar que la Universidad de las Madres es víctima de los ataques de Cambiemos desde que Mauricio Macri asumió el poder. Los docentes de esta casa de estudios no reciben sus salarios desde diciembre de 2015, acumulando así diecisiete meses impagos. Desde ADIUNMa explicaron a Contexto que el presupuesto pasó de 98 millones en 2016 a 23 millones en 2017. Este notable recorte viene en sintonía con la decisión de ejecutar “un cero por ciento” la partida durante el año pasado.

“El Ministerio, además de no ejecutar el presupuesto, no nos ha dado un edificio para cubrir la totalidad de las cursadas de las distintas carreras”, explicó Forciniti. Hoy los estudiantes del ADIUNMa no cuentan con un edificio propio, por lo que cursan en diferentes espacios, reclamo que también llevan adelante en este acampe.

“Esto es un ataque a las Madres y a todo lo que ellas representan”, explicó el referente de ADIUNMa. Esta avanzada, agregó, se da en el marco de ataques “directos a la educación pública en el nivel medio y superior”, y a sus vez ataques a “los derechos laborales, como la imposibilidad de cerrar paritarias en educación”.

En ese sentido, Forciniti resaltó que las Madres “representan la lucha por los derechos humanos, por el derecho a la educación y a los derechos laborales”.

Esta posible intervención “es una manera de destruir a las Madres, porque la Universidad es parte de su proyecto”, sostuvo en tanto la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en un video que protagonizó para pedir el apoyo de toda la comunidad a través del envio de cartas al presidente Mauricio Macri para preguntarle por qué quieren destruirlas.

“Quieren que las madres no estén MÁS, Y no estar más es cerrar los lugares donde las madres militamos”, explicó Hebe.

Estas cartas ya fueron emitidas por personas, medios y principalmente Universidades. En el plano internacional, Bonafini comentó que casas de estudios de Brasil, México, España, Londres, Italia, Holanda, Venezuela, ya se adhirieron a esta iniciativa y que, a través de una gira por Europa, se sumarán nuevas.

Al igual que Hebe, desde el Centro de Estudiantes de la IUNMA señalan que la intención de Cambiemos es atacar a las madres y a la educación pública.

“Para este Gobierno los derechos humanos son un curro. Los desaparecidos no son treinta mil y quieren menospreciar la cifra de nuestros compañeros que dieron la vida por una patria mejor”, sostuvo Pugliese.

En ese sentido, Pugliese destacó que “esto tiene que ver con la ideología de este Gobierno oligarca que a su vez desfinancia la educación pública”, destacó Pugliese, y agregó que desde la alianza Cambiemos “no quieren Universidades y mucho menos basadas en los derechos humanos”.