En el marco del Día del Periodista, trabajadores y trabajadoras de prensa de todo el país movilizaron ayer desde el Obelisco hacia las puertas del Ministerio de Trabajo de Jorge Triaca, donde denunciaron la pérdida de los 2.500 puestos de trabajo desde que asumió la gestión Cambiemos, el deterioro de las condiciones de trabajo y los techos salariales del 20%.

En el día posterior al del periodista, los y las manifestantes cuestionaron los despidos, posibles por el campo de acción que el Gobierno nacional le permite a los grandes grupos. “Sin trabajo no hay libertad de expresión”, fue una de las consignas de la protesta, convocada por la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa, que nuclea a gremios y federaciones de distintos puntos del país.

Luego de realizar un cese de tareas desde las 13:30 hs, las columnas se concentraron en el Obelisco, donde había un fuerte operativo policial, para luego movilizar hasta las puertas de la cartera laboral. “Unidad y lucha contra los despidos y la precarización”, decía la bandera que precedía la marcha. En el Ministerio, donde también estuvieron presentes dirigentes de las dos CTA, llevaron a cabo un acto donde hablaron los referentes gremiales, quienes remarcaron la “profundización de la crisis laboral y salarial en el sector”.

“Reclamamos por lo mismo que en la marcha del año pasado, cuando no hubo respuestas”, dijo a Contexto Antonio “Chiche” Guillén, secretario general del Sindicato de Prensa bonaerense (SiPreBA). “Pedimos al Gobierno un plan nacional para contener los despidos que son una constante, y para que sea más enérgico ante las evasivas de las patronales que plantean ofertas inaceptables del 20% en dos tramos”, indicó el gremialista.

“Pedimos al Gobierno un plan nacional para contener los despidos y para que sea más enérgico ante las evasivas de las patronales que plantean ofertas inaceptables del 20%.”

“Fue una marcha importante para visibilizar nuestra situación, teniendo en cuenta que las patronales no nos dan ningún tipo de solución a los problemas, y el Ministerio de Trabajo todavía menos”, dijo a Contexto Fernando Dondero, secretario general de SiPreBA.

“Demostramos que tenemos los mismo problemas en todas partes: pérdida de puestos de trabajo, necesidad de defender el Estatuto y el convenio, y en contra de la aplicación de las nuevas tecnologías en tanto sean utilizadas en detrimento de los trabajadores”, agregó Dondero.

Entre los gremios y federaciones que participaron, estuvieron la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren), la Federación de Trabajadores de la Cultura y la Comunicación (Fetraccom), el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), el Círculo Sindical de Prensa de Córdoba (Cispren), el Sindicato de Prensa de Rosario y el Sindicato de Prensa Bonaerense (La Plata).

Siguen los despidos

Un informe realizado por la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa señala que durante los dieciocho meses que lleva el Gobierno de Mauricio Macri hubo 2.500 despidos, 1.300 de estos en C.A.B.A., sin maniobras por parte del Gobierno nacional para revertir este cuadro de situación.

Entre los casos más actuales de despidos y vaciamientos en medios, la movilización integró los reclamos de los catorce trabajadores de la revista Veintitrés que fueron echados por el Grupo Crónica, que cerró la versión web de la publicación después de haber hecho lo mismo con la de papel a fines del año pasado. Los trabajadores y las trabajadoras exigen su reincorporación en otros medios del grupo.

También entre los que movilizaron había banderas de la Agencia Nacional Télam, luego de que la gestión Cambiemos haya decidido cambiar la función publicitaria que cumplía desde 1968, para trasladarla a la Secretaría de Comunicación Pública. Esto conlleva que los 160 trabajadores y trabajadoras no tengan funciones actualmente.

El titular de SiOreBA informó que el canal América TV planea “levantar” su sede de La Plata, lo que generará que la cesantía de veinticnco trabajadores. El gremialista señaló que junto al Sindicato Argentino de Televisión (SATSAID) enviaron una nota al Ministerio de Trabajo de la provincia para “denunciar el vaciamiento”. También pidieron una reunión con funcionarios de esa cartera, pero aún no hubo muestras de interés.