Al igual que el año pasado, el Día del Periodista encuentra a sus trabajadores peleando por los puestos de trabajo. Los sindicatos de prensa de todo el país movilizan hoy desde el Obelisco hasta las puertas del Ministerio de Trabajo de la Nación. Denuncian la crisis laboral y los 2.500 despidos que se efectuaron durante el Gobierno de Mauricio Macri; también marchan en defensa de los estatutos y convenios que rigen el sector y contra la profundización de la tercerización.

La protesta fue convocada por la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa, espacio que nuclea a sindicatos y federaciones de todo el país. Desde las 13:30 hs realizan un cese de tareas y a las 14 concentran en el Obelisco para dirigirse a la cartera de Jorge Triaca.

Los sindicatos rechazan la postura del Gobierno nacional que nada hizo para evitar los despidos y el deterioro en las condiciones laborales. “Estamos en la misma situación que el año pasado, no ha cambiado nada. Estamos con pérdida de puestos de trabajo y techos salariales del 20%”, dijo a Contexto Fernando Dondero, secretario general del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA). “El Gobierno no ha hecho absolutamente nada para revertir este cuadro de situación y Triaca jamás nos recibió. Consideramos que sin trabajo y falta de pluralidad de voces también se afecta la libertad de expresión”, añadió el gremialista.

“Estamos en la misma situación que el año pasado, no ha cambiado nada. Estamos con pérdida de puestos de trabajo y techos salariales del 20%”

Por su parte, Antonio Guillén, secretario general del Sindicato de Prensa Bonaerense (SiPrebo), describió ante Contexto un pliego de exigencias más amplio: “El reclamo es por la plena vigencia del Estatuto del periodista profesional y los convenios de los trabajadores de prensa, por un plan nacional de empleo y por las condiciones laborales, porque tenemos un altísimo nivel de precarización”.

Dondero, en tanto, subrayó las “modalidades patronales” que llevaron a esos despidos, posibles por la connivencia entre el Gobierno y las empresas: despidos directos, retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas.

“Cuando los trabajadores pedimos la conciliación obligatoria en los lugares donde hubo despidos, como en el caso de la Editorial Atlántida, donde echaron a veinticinco trabajadores, Triaca no la dio. Pero cuando son las empresas las que piden una conciliación obligatoria por un paro o medida de fuerza aislada, ahí sí la da, e inmediatamente. Ese es el Ministerio de Trabajo que tenemos”, sostuvo Dondero.

Un estudio realizado por la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa sostiene que hubo una pérdida de 2.500 puestos de trabajo, 1.400 de ellos en C.A.B.A.

Por el tema salarial, los sindicatos cuestionan el techo del 20% que fijaron las empresas ante la pasividad del Gobierno. Y también la postura de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA), único sindicato que tiene la personería gremial y que aceptó ese monto.

Dos nuevos casos de despidos y vaciamiento

Las cesantías en el sector prensa no cesaron. Esta semana el Grupo Crónica cerró la revista Veintitrés y dejó sin trabajo a catorce trabajadores. En diciembre le había puesto fin a la versión en papel de la revista y ahora hizo lo mismo con la versión web. Los trabajadores reclaman que sean reincorporados en otros medios del grupo.

Otro caso actual es el de la Agencia Nacional Télam. Sus autoridades decidieron cambiar la función publicitaria que cumplía desde 1968 para trasladarla a la Secretaría de Comunicación Pública, y por lo tanto dejar sin función a los 160 trabajadores que allí realizaban tareas, a quienes no les asignaron nuevas. La semana pasada llevaron a cabo medidas de protesta y continuarán el plan de lucha en caso de que no haya respuestas.