A cuatro décadas de su secuestro y desaparición durante la última dictadura cívico-militar, declararon Ciudadano Ilustre al histórico referente de la Asociación de Trabajadores de la Universidad de La Plata (ATULP), Ernesto “Semilla” Ramírez, ícono del movimiento de trabajadores durante la década del setenta y uno de los más de setecientos desaparecidos en el ámbito universitario platense.

Recordado por su paso por la dirigencia en el gremio de los no docentes, Ramírez fue homenajeado por iniciativa del bloque de concejales del Frente para la Victoria Nacional y Popular, cuyos ediles Florencia Saintout, Guillermo Cara y Gastón Castagnetto formaron parte ayer del panel de oradores del acto, junto a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto y el secretario general de ATULP, Raúl Archubi.

“Creo que esto es uno de los actos más importantes de este tiempo histórico. Por un lado, estamos hablando de un compañero en el marco de una ciudad, como Ciudadano Ilustre. No es lo que queda en el pasado o el título para colgar. Es la apuesta a un tipo de ciudadano que queremos para el presente de esta ciudad”, expresó la concejala Florencia Saintout respecto del rescate histórico de la figura de “Semilla” Ramírez.

Durante el acto, fue proyectado un video documental con imágenes de archivo inéditas del gremio donde militó Ramírez durante los setenta, muchas de ellas tomadas del mismo patio del Rectorado donde se realizó el acto, colmadas cuatro décadas antes por banderas de Montoneros y la FURN.

“Esta siempre ha sido una ciudad de lucha. Si bien ha tenido y tiene todavía un sector muy conservador, también es una ciudad histórica de lucha. Y hacemos este acto en honor a un nombre revolucionario”, agregó Saintout.

En tanto, junto al centenar de concurrentes que colmó el patio principal del Rectorado de la UNLP, acompañaron el acto representantes gremiales como Octavio Miloni de ADULP, el presidente de la FULP, Marcel Aguilera, corrientes estudiantiles del campo nacional y popular como la JUP, La Cámpora, Peronismo Militante, y centros de estudiantes como la Agrupación Rodolfo Walsh de la Facultad de Periodismo y La Fuente, conducción de la carrera de Informática.

“Mis hijas y Semilla están presentes hoy. Están presentes también los centenares de estudiantes de esta Universidad que dieron todo. Están en el corazón y están presentes porque este acto de hoy demuestra que no nos han vencido, no nos han podido matar esa semilla de liberación que tenían y nos dejaron”, expresó en un cálido discurso la presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien también fue distinguida con un presente durante la ceremonia.

En esta línea, Carlotto agregó: “Hoy tenemos una juventud maravillosa y comprometida en nuestra Argentina. Los canallas que hicieron desaparecer y torturaron, esos que no confiesan y que hoy son tratados como viejitos que deben estar en su casa, nosotros no debemos tenerles temor. Semilla nació en el treinta, durante la primera dictadura. Hoy hay una rebeldía sana para resistir y revertir todo el daño que venimos recibiendo”.

Semilla Ramírez fue secretario general del gremio de trabajadores universitarios platenses durante el período 1965-1975, hasta que el gremio fue intervenido durante el gobierno de facto. Aun así, sus compañeros siguieron considerándolo legítimo dirigente hasta su desaparición en el año 1977, aún sin una fecha precisa de su detención.

El cierre de los oradores estuvo a cargo del actual secretario general de ATULP y compañero del propio Semilla durante sus años de dirigencia, Raúl Archubi. “Semilla Ramírez fue cesante de esta Universidad en el año 74. Luego lo persiguieron y luego lo hicieron desaparecer. Pero lo que nunca pudieron ni van a poder hacer desaparecer es al Semilla Ramírez que todos los integrantes de ATULP llevamos en nuestro corazón”, manifestó con emoción.

El reconocimiento fue oficializado ayer por la mañana durante la sesión del día del Honorable Concejo Deliberante de La Plata, con la aprobación de todos los presidentes de bloque del recinto.

“Reconocemos que estén aquí los jóvenes generando relación entre el poder obrero y el estudiantil. Muchos de nosotros pertenecemos a esa relación que estudiamos en la Universidad pública”, expresó durante la sesión el concejal del FpV Nacional y Popular Guillermo Cara.

“Al haber tantos profesionales que siguen bregando para conseguir una justicia social, pienso que tal vez por eso lo llamaban Semilla, ya que estaba sembrando aquello que hoy tenemos”, completó.