Casa Sandra Ayala Gamboa: para que Vidal no entierre en el olvido a las víctimas de femicidio

Nelly Gamboa busca evitar que la gobernadora bonaerense reabra oficinas públicas en el lugar donde violaron y asesinaron a su hija hace más de diez años. Junto a un grupo de diputadas, presentó un proyecto de ley para crear allí un Centro de Atención contra la Violencia hacia las Mujeres.

497

En un país donde se registra un femicidio por día y crecen los casos de violencia de género, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal no tuvo mejor idea que desmantelar un símbolo de la lucha contra la violencia machista en la ciudad de La Plata, la Casa Sandra Ayala Gamboa, para abrir oficinas del Ministerio de Economía.

En ese edificio ubicado en calle 7 entre 45 y 46, donde funcionaba el anexo de la ex Dirección de Rentas de la provincia de Buenos Aires, Sandra apareció violada y asesinada en febrero de 2007. Cinco años después, el femicidia Diego José Cadícamo fue condenado a prisión perpetua por este caso y otras ocho violaciones, pero la investigación sobre las complicidades políticas y el encubrimiento policial quedó archivada.

Decidida a pelar hasta las últimas consecuencias por la memoria de su hija y el derecho de todas las mujeres, Nelly Gamboa presentó miércoles pasado un proyecto de ley en la Legislatura para que el lugar se convierta en un centro de atención contra la violencia de género, algo que viene reclamando desde hace años.

“Sólo le pido a dios que esto se haga realidad y que los sueños de Sandra no queden en el olvido”, dijo Nelly junto a los legisladores y las organizaciones sociales que la acompañaron en el Anexo de la Cámara de Diputados.

Karina Nazabal, diputada del Frente para la Victoria (FpV-PJ), rechazó la intención de Vidal de reabrir oficinas públicas donde asesinaron a la joven y señaló que “esa casa nos debe interpelar para siempre en La Plata y en toda la Provincia para que se puedan construir desde allí políticas de género”.

“Tenemos como sociedad la gran responsabilidad de tomar conciencia de que todas las violencias que se inscriben en los cuerpos y en las vidas de las mujeres están abonadas en las legitimaciones discursivas y la naturalización de la violencia machista”, agregó otra legisladora del FpV-PJ, Alicia Sánchez, quien se comprometió a “militar” la iniciativa de Nelly para “transformar este espacio en un lugar emblemático que brinde asistencia, registro de datos y herramientas de lucha con el objetivo de erradicar la violencia de género en el territorio de la Provincia”.

Por su parte, Mónica Schlotthauer, diputada del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), señaló la importancia de impulsar este proyecto en medio de la convocatoria a una nueva marcha a Plaza de Mayo bajo la consigna #NiUnaMenos, prevista para este sábado 3 de junio.

“Nelly es ejemplo como latinoamericana en la lucha por los derechos de las mujeres”, sostuvo y agregó que su iniciativa “tiene que ver con lo que el Estado tendría que hacer para proteger a quienes somos víctimas de la violencia machista”.

“Vidal y Macri prometieron el año pasado que se iban a hacer cinco refugios en una provincia que tiene solamente dos, uno de los cuales está cerrado en Paso del Rey (Moreno) y el otro que está tomado en Ensenada. Ellos prometieron hacer cinco con una inversión de 16 millones de pesos, pero hasta sólo ejecutaron 2 millones”, denunció la legisladora.

Durante la presentación, también se advirtió que Cambiemos no está implementando la Ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres

“El hecho de que el Gobierno no haya resuelto el presupuesto necesario para implementar la ley que protege a las mujeres habla de que es necesario reforzar la pelea. El 3 de junio tenemos que estar todos en la calle, demostrando que no vamos a bajar los brazos”, concluyó Schlotthauer.