Denunciaron a Triaca en la OIT por “persecución gremial”

Jorge Triaca había echado el 2 de mayo a 33 trabajadores de limpieza y maestranza que hacían tareas tercerizadas en su propio ministerio, debido a las protestas de sus delegados. Los trabajadores entregaron una “denuncia política” en la sede argentina de la OIT por “discriminación y persecución gremial”.

278
Jorge Triaca en el ciclo Conversaciones de LA NACION Foto: Matias Aimar 0910/2015

Como nuevo reclamo para exigir su reincorporación, los trabajadores de maestranza y limpieza del Ministerio de Trabajo de la Nación echados por Jorge Triaca el 2 de mayo, entregaron una presentación de “denuncia política” en la sede argentina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en C.A.B.A por la “persecución sindical” ejercida por el ministro macrista.

Acompañados por la CTA Autónoma Capital y los gremios ATE y SITMMA, los trabajadores de limpieza esperan que la denuncia haga el suficiente ruido para que el ministerio revea la situación, al tiempo que proseguirán con otras vías de reclamo como vienen haciendo desde que la cartera de Triaca despidió a 33 de los 130 trabajadores de maestranza. El patrón común entre ellos es que se habían mostrado combativos en los últimos meses para enfrentar las condiciones de trabajo tercerizadas en que los tenía la empresa Inmantec, sumado al atraso en los pagos y descuentos como castigo por protestar, todo esto ante la complicidad del ministerio que no hizo nada para obligar a la empresa a cumplir con sus obligaciones.

“Llevamos el reclamo al plano internacional por la particularidad de que los despidos los ejecuta el propio Ministerio de Trabajo, lo cual nos cierra la posibilidad de llevar a cabo medidas de acción porque el organismo que debería dedicarse a que esto no suceda es el que lo está llevando adelante de una manera muy alevosa”, dijo a Contexto Hernán Izurieta, delegado general de la Junta Interna de ATE en el Ministerio de Trabajo.

“Que sea justamente el Ministerio de Trabajo el que lleva adelante estas medidas persecutorias nos cierra muchas vías de reclamo. Por eso elevar la denuncia a nivel internacional es un camino que se nos impone por el silencio de quien debería ser el encargado de evitar esto”, dijo a este medio Sebastián Scarano, delegado general adjunto de la Junta Interna de ATE en el Ministerio de Trabajo.

Durante mayo los trabajadores realizaron una movilización e incluso se encadenaron en las puertas del ministerio, pero el silencio de Triaca los levó a buscar nuevas alternativas. “No tuvimos ningún tipo de interlocución con las autoridades, no nos dieron ninguna explicación ni respuesta y se mantienen intransigentes en la decisión”, aseguró Hernán Izurieta.

Los trabajadores echados venían denunciando a la empresa Inmantec por el atraso en los pagos. El 21 de abril el ministerio le rescindió el contrato a Inmantec con la promesa a los trabajadores de que a partir del 2 de mayo le darían continuidad a los 130 puestos de trabajo, pero ese día autoridades de la cartera laboral, en medio de un fuerte operativo policial, entregaron una lista donde figuraban los 33 despidos, que no entraron en el nuevo contrato con la empresa Clearing Office S.R.L.

Tras los 33 despidos de los trabajadores activistas por los derechos laborales, la empresa contrató 30 nuevos empleados, ninguno de ellos delegados ni militantes.

Desde que se desató el conflicto, los trabajadores recibieron el apoyo de legisladores de distintas bancadas partidarias, y de organismos y referentes de derechos humanos como Adolfo Pérez Esquivel -titular de la Comisión Provincial por la Memoria- y Nora Cortiñas, de Madres Línea Fundadora.