ANSES declarada en “estado de emergencia” por sus trabajadores

Desde APOPS denuncian que los cambios de la gestión macrista ponen en peligro la existencia de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES). La semana próxima harán asambleas en las diferentes unidades de atención y suspenderán trámites como forma de protesta.

4250

Los trabajadores decidieron “declarar el estado de emergencia”, dado que “los cambios propuestos en la gestión de ANSES ponen en peligro su propia existencia y la de nuestros puestos de trabajo”, explicó en comunicado Leonardo Fabre, secretario general de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (APOPS), el sindicato que nuclea a los trabajadores previsionales.

Esta declaración estará acompañada por una serie de acciones a fin de visibilizar la situación de este organismo. Desde APOPS explicaron que el vaciamiento del Fondo de Garantía de Sustentabilidad y de los programas de políticas públicas y la creación de la Ventanilla Única, ponen en riesgo la ANSES, al igual que a sus trabajadores. Del sindicato sostienen que atrás de todas estas modificaciones está la idea de una reforma del sistema previsional, por lo que esta emergencia responde también a esta situación.

La Ventanilla Única resulta una fusión de trámites del Registro Nacional de las Personas (RENAPER), del Ministerio de Desarrollo Social y de ANSES. Esta propuesta ya comenzó a implementarse en algunas ciudades con la idea de que se expanda a todas las Unidades de Atención Integral (UDAI) del país. De hecho, el 0800 de la Unidad de Atención Telefónicas (UDAT) de ANSES ya está atendiendo consultas de estos organismos. Entre las medidas tomadas para la próxima semana está precisamente la no atención de trámites que no sean específicamente del sistema previsional.

Según señalan desde el Gobierno, esto permite “la posibilidad de resolver diferentes cuestiones, como obtener el DNI, solicitar una prestación de Anses o tramitar la Asignación Universal por Hijo, todo en un mismo lugar y con atención especializada de agentes de los diferentes organismos que participan”.

Sin embargo, desde APOPS explican que la Ventanilla Única apunta a la flexibilización de los trabajadores. Busca “precarizar, romper con nuestra especificidad ligada a todas las políticas de seguridad social y transformarnos en un organismo más del Estado o fusionándonos con todo el resto, olvidándose que la política de seguridad social es específica”, dijo a Contexto Andrés Álvarez, delegado gremial de APOPS.

Cabe destacar que la ANSES es un organismo descentralizado y que sus trabajadores tienen un convenio colectivo propio, por lo que la fusión con otros entes pondría en riesgo este convenio. En este caso señalan que en las mesas de preparitarias desde el Gobierno les proponen unificar criterios, es decir que el aumento salarial sea igual al acordado con el resto de los espacios: un 20%.

Con este afán de unificar, desde el sindicato comentaron que las autoridades quieren imponer un “adicional de presentismo”, el cual reduce notablemente los días con los que hoy cuentan por enfermedad, examen y/o tramites y no contempla la licencia por embarazo. De esta forma, no sólo se atenta contra los derechos adquiridos en la paritaria de 2011, en la que se definió que el ente previsional cuente con un adicional por cumplimiento, sino que también con el ingreso de los trabajadores.

En ese sentido, las 107 actas labradas en asamblea por los trabajadores y los tres plenarios de los delegados mostraron su rechazo tanto a la Ventanilla Única como a esta oferta salarial. Desde APOPS explican que, de cara a las paritarias, van a exigir que se tenga en cuenta la inflación remanente de 2016 y la prevista para este año, por lo que la propuesta del Gobierno está muy lejos.

“Rechazamos la creación de la Ventanilla Única que nos convierte en un shopping de múltiples servicios y rechazamos además el 20%”, detalló Álvarez.

Por otro lado, este año, en ANSES los trabajadores comenzaron a utilizar un sistema denominado Sidu5, un programa de gestión que además de dividir los tramites contabiliza el tiempo que conlleva cada uno. Esto, explicó Fabre, se hace “con el objeto de efectuar un control salvaje de los trabajadores sin ningún beneficio para los beneficiarios”.

Ante esta situación, además de los tramites “ajenos” en las UDAT, no se atenderá sin turno a partir del martes 6 de junio y en cada UDAI habrá asambleas para decidir los pasos a seguir.