Los músicos de la Orquesta de Cámara de la Municipalidad de La Plata volvieron a realizar ayer un concierto en reclamo al intendente Julio Garro para que los incorpore en la planta permanente, como les había anunciado en noviembre el secretario de Cultura Gustavo Silva, después de un 2016 signado por la lucha de la Orquesta ante el desinterés expresado por el Gobierno local.

La Orquesta había presentado un pedido de audiencia la semana pasada que no tuvo respuesta, y ayer exigieron una reunión con el intendente, quien no los recibió, como tampoco dio señales de futuras reuniones.

Frente al Palacio Municipal, cercado por vallas donde colgaba una bandera con el mensaje “Retorno de la Orquesta de Cámara”, los músicos tocaron algunas obras ante periodistas y platenses que se acercaron al lugar.

“Hace diecisiete meses que estamos sin trabajar y sin cobrar porque la gestión del intendente Julio Garro decidió que este organismo de cincuenta y tres años de historia deje de existir”, dijo a Contexto Sebastián Prusak, violinista y delegado de la Orquesta, antes del inicio del concierto.

Durante 2016, los músicos realizaron funciones al aire libre en reiteradas ocasiones como protesta, luego de que el Municipio, en diciembre de 2015, desvinculó ni bien asumió a la orquesta al no pagar los subsidios para su sustento.

La promesa

A fines de 2016, el secretario de Cultura, Gustavo Silva, había informado en Comisión de Hacienda que finalmente el Municipio integraría nuevamente a la orquesta en el presupuesto 2017, luego de que los músicos hayan recibido el apoyo de amplios sectores de los bloques de concejales platenses por considerar que la orquesta representa un bien cultural de valor para la ciudad.

Sin embargo, después de discutir durante los meses de este año sobre los montos y detalles para firmar y confirmar la reincorporación, Silva les comunicó recientemente a los músicos que desde Economía y Finanzas no iban a girar los fondos. Por esto, la Orquesta salió ayer otra vez a la calle para proseguir el reclamo. “No vamos a bajar los brazos y vamos a seguir haciendo este tipo de medidas”.

La Orquesta de Cámara municipal tiene cincuenta y tres años de historia y ha sido reconocida como una de las más prestigiosas del país. Recibió el premio Konex, una distinción que pocas orquestas argentinas recibieron.