Ayer al mediodía confluyeron en las puertas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación los trabajadores de ATE que reclamaban contra las políticas de Mauricio Macri, y familiares y defensores de represores de la última dictadura, quienes asistieron a una convocatoria encabezada por la activista de ultraderecha Cecilia Pando para entregarle al titular de la cartera, Germán Garavano, un petitorio para liberar a genocidas, entre ellos Emilio Nani.

Envalentonados por el contexto de retroceso en materia de derechos humanos que favorece el Gobierno de Mauricio Macri y por el fallo del 2×1 de la Corte Suprema a favor de genocidas, el grupo prodictadura llegó al Ministerio, donde se cruzó con los trabajadores de ATE, a quienes les gritaron e hicieron gestos amenazantes. Los trabajadores respondieron con más gritos y la Policía intervino reprimiendo con golpes y gases lacrimógenos a los estatales, dando la espalda a los familiares de represores, mientras que Pando entró al edificio y entregó el petitorio a un asesor de Garavano.

“La Policía nos arrinconó y reprimió a nosotros, siendo que estábamos en el marco de un reclamo gremial y somos trabajadores del Ministerio, cuando los que provocaban eran ellos y mientras Pando entraba al Ministerio para liberar a represores”, dijo a Contexto Valeria Taramasco, secretaria de comunicación de ATE Capital presente durante el episodio.

“La Policía nos arrinconó y nos reprimió a los trabajadores que estábamos en un reclamo gremial y somos del ministerio, pese a que los que provocaban eran ellos, que quieren liberar a represores.”

Los estatales se encontraban en el Ministerio por reclamos paritarios superiores al 20% y contra la flexibilización laboral que busca imponer el macrismo. Los defensores de la dictadura llegaron con carteles que decían “Nunca más al terrorismo. Lesa humanidad para los terroristas”.

“Nos encontramos con la Policía reprimiéndonos para que Cecilia Pando y un grupo de negacionistas ingresaran al edificio”, cuestionó Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital, quien agregó: “Un Gobierno con presos políticos, con 2×1 para genocidas, que abandona a las víctimas de crímenes a la humanidad y reprime a trabajadores”.