A pesar del creciente deterioro en los salarios docentes y con la mitad de las provincias sin arreglos paritarios, la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo revocó el fallo de primera instancia de la jueza Dora Temis que obligaba al Ministerio de Trabajo de Jorge Triaca a convocar a la paritaria nacional docente. Fue en respuesta a la apelación del Gobierno, que se niega a cumplir con la Ley de Financiamiento Educativo.

La Cámara también dio lugar a otro pedido del Gobierno. En otro fallo, aprobó la recusación que presentó Trabajo contra la jueza Dora Temis, cuestionada por el macrismo por su “animosidad”, quien el 5 de abril había dictado una cautelar que ordenaba al Gobierno a llamar a paritaria nacional en un plazo de cinco días, en respuesta a una presentación del gremio de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), una de las cinco entidades gremiales de alcance nacional que lucha por la apertura de la negociación.

Para Bracamonte, es un fallo de “afectación institucional importante” y “afectación del principio constitucional del juez natural”. “Si están de acuerdo o no, es una cuestión de pareceres, pero la jueza dictó un fallo impecable, fundamentado y ajustado a derecho.”

La causa contra Temis queda a cargo de Alicia Pucciarelli, del Juzgado Nº 60, la misma jueza que había concedido la apelación de carácter suspensivo que había presentado el Gobierno contra la cautelar de Temis.

“El Gobierno nacional no se puede desentender de la educación, la debe garantizar y financiar”, afirmó a Contexto Sergio Romero, secretario general de la UDA. “Vamos a insistir judicialmente y apelando a todas las instancias, porque yo no creo que ningún juez falle en contra de la ley, en este caso de la Ley de Financiamiento”, agregó el gremialista.

Los jueces Luis Catardo y Víctor Pesino consideraron que no hay “urgencia” ni “fundamentación suficiente” para que el Gobierno llame a paritaria.

El abogado de la UDA, Víctor Bracamonte, señaló que para los jueces “hay una identidad entre el objeto del pedido del amparo” que presentó el gremio y “la medida cautelar dictada” por la jueza Temis, “aspecto que no compartimos porque justamente nos hemos cuidado de evitar esa situación”, remarcó el abogado en diálogo con Contexto.

La Cámara apeló a dos elementos más para rechazar el reclamo docente: el de “peligro en la demora” y el de “verosimilitud”. “Si no hay peligro en la demora de un salario, no hay peligro en la demora en anda, porque un docente que gana 9 mil pesos por mes dista mucho de tener un salario con dignidad y calidad docente”, sostuvo Bracamonte. Y agregó: “¿Cómo no va a haber verosimilitud, si la medida cautelar está basada en la Ley 26.075 y el Decreto 457/07, y puesta en funcionamiento durante ocho años?”, planteó el abogado, quien agregó que evaluarán qué medidas judiciales seguir.

El hecho de que el Gobierno no haya llamado a la paritaria nacional corriéndose de su rol de articulador entre las provincias tuvo sus consecuencias: hasta el momento, de las veinticuatro provincias, sólo seis firmaron los convenios, otras seis provincias determinaron los aumentos por decreto y las restantes doce todavía no llegaron a un acuerdo y esperan por la apertura de la paritaria nacional. Como continuación del reclamo, los docentes instalaron ayer la Carpa Itinerante que recorre el país en Resistencia, provincia del Chaco.