Se profundiza la crisis en el Ministerio de Trabajo

Jorge Triaca sigue sin incorporar a los trabajadores de maestranza, los cuales denuncian que hay una persecución sindical por parte del ministro macrista, que despidió a 34 personas, la gran mayoría delegados y militantes de base.

351
Jorge Triaca en el ciclo Conversaciones de LA NACION Foto: Matias Aimar 0910/2015

Los trabajadores de limpieza y maestranza movilizaron ayer en el marco de la “Jornada de lucha contra los despidos persecutorios de Jorge Triaca”, ante la falta de respuestas del ministro de Trabajo, quien, si bien reincorporó a 130 de ellos tras el cambio de la empresa prestadora del servicio, dejo por fuera a los delegados y militantes de base.

La jornada comenzó a las seis de la mañana con los trabajadores encadenados nuevamente en la puerta del Ministerio, y cerca de las diez de la mañana llegaron organizaciones sociales en solidaridad con los cesanteados. Posteriormente se movilizaron a 9 de Julio y Córdoba, donde mantuvieron un corte por unas tres horas, para volver finalmente al edificio de la cartera donde insistieron con una reunión con las autoridades correspondientes, pero no hubo respuesta.

El reclamo que vienen llevando a cabo los trabajadores en principio fue con la empresa Inmantec, la cual los contrató para dar el servicio de limpieza en la cartera laboral, con constantes irregularidades a la hora de pagarles y de brindar los aportes correspondientes. Desde la empresa alegaban que estos atrasos se debían a que desde el Ministerio tampoco pagaban a término.

Ante esta situación, los trabajadores realizaron una retención de tareas que duro más de veinte días y también decidieron encadenarse a las puertas del Ministerio. El 21 de abril, desde la cartera de Triaca le rescindieron el contrato a la empresa, al tiempo que se comprometieron a darle continuidad laboral a sus 130 empleados, pero el 2 de mayo, cuando se concretó el traspasado al Ministerio, parte de esos trabajadores quedaron por fuera de la plantilla.

“Ahora estamos sin plata y en la calle por parte del ministro Triaca”, comentó a Contexto Leonardo Benítez, delegado de Maestranza en el Ministerio de Trabajo.

Los trabajadores despedidos por Triaca son quienes encabezaban los pedidos por mejores condiciones laborales y el pago de los salarios en tiempo y forma.

“Los despedidos son los compañeros que más peleaban, que más luchaban, entre ellos, todo el cuerpo de delegados” explicó a Contexto Hernan Izurieta, delegado de la Junta Interna de ATE en esta cartera.

“Yo creo que hay discriminación y persecución, por eso nosotros quedamos fuera”, comentó el delegado de Maestranza, que forma parte de los despidos.

Los trabajadores cesanteados, acompañados por ATE, la CTA Autónoma y diferentes organizaciones, agotadas todas las instancias formales, decidieron llevar a cabo esta jornada de lucha, pero nuevamente no fueron atendidos.

“Está claro que quieren llevar a cabo una política de persecución sindical y de no dar respuestas a los trabajadores”, sostuvo Izurieta.