Frente a la falta de respuestas de la gobernadora María Eugenia Vidal, los trabajadores del Instituto de Lotería y Casinos de la Provincia de Buenos Aires intensificaron este jueves el reclamo que comenzó el martes con una protesta en las puertas del edificio de La Plata que incluyó retención de tareas y radio abierta. Piden que no cierren los diez centros de atención a ludópatas, que el Gobierno pague una bonificación de blanqueo y equiparación salarial, y el pase a planta de tercerizados.

Los trabajadores comenzaron la retención de tareas el miércoles debido al silencio de la Gobernación, después de que los gremios estatales (ATE, UPCN, AERI Y AMS) acuerden cómo accionar. La preocupación llegó cuando el titular de Lotería y Casinos, Matías Lanusse, confirmó que es “inviable” el pago de las bonificaciones para equiparación salarial de sumas que hoy se pagan en negro. Esa decisión puso en alerta a los trabajadores.

Lanusse es del riñón PRO y estuvo imputado por las tareas de la fuerza de choque UCEP de la que fue coordinador entre 2008 y 2009, creada por Macri cuando era Jefe de Gobierno de C.A.B.A. para desalojar a personas en situación de calle. Vidal lo ubicó en Lotería en diciembre para suceder a Melitón López. Los trabajadores afirman que durante la gestión de López elaboraron una propuesta en concordancia con las autoridades, que estipulaba el pago de la bonificación para equiparación y blanqueo salarial de las sumas que actualmente se pagan en negro, como compensación salarial de horas extras y viáticos.

“Lanusse se tomó cinco meses para analizar la propuesta y ahora nos dice que es inviable”, dijo a Contexto Ezequiel Álvarez, delegado general de la junta interna de ATE en Lotería. “Hemos acercado un montón de propuestas y alternativas, pero lo que han manifestado es que no hay voluntad política para que esto vaya para adelante”.

“Hemos acercado un montón de propuestas y alternativas, pero lo que han manifestado es que no hay voluntad política para que esto vaya para adelante.”

Los estatales de Lotería también denunciaron que la Provincia está vaciando los centros de atención a adictos al juego que funcionaban con financiamiento del juego privado desde hacía diez años. Desde hace meses, los profesionales que trabajan con jugadores compulsivos advierten el vaciamiento del programa que brinda asistencia gratuita a más de mil pacientes afectados.

Los centros dependían de Lotería por un convenio articulado con el Ministerio de Salud. Los trabajadores denuncian que algunos han dejado de funcionar y que las autoridades les anunciaron que van a dar de baja el convenio, unificando los tratamientos a ludópatas a los Centros Provinciales de Atención de las Adicciones del Ministerio de Salud, muchos de los cuales tampoco funcionan, alertaron.

Otro eje de la protesta fue por el pase a planta de los tercerizados: 130 trabajadores de la planta temporaria y 40 contratados a los que se les vence el contrato en diciembre. “Nos enteramos de que los cuarenta compañeros que tenemos precarizados ni siquiera están contemplados en el proyecto de pase a planta gradual que anunció Vidal”, afirmó Ezequiel Álvarez.

Los trabajadores de Lotería piden el pase a planta de 130 trabajadores de la planta temporaria y 40 contratados a los que se les vence el contrato en diciembre.

La situación de los jubilados es el cuarto reclamo debido a que desde 2013 no les actualizan los montos de las bonificaciones. “Hemos hecho reclamos y se tiran la pelota entre el IPS (Instituto de Previsión Social) y Lotería. El Gobierno provincial no asume la responsabilidad que tiene para que los jubilados cobren lo que corresponde”, lanzó el delegado.

Hoy a las 10 hs los profesionales que trabajan en los centros tienen una reunión con autoridades de Lotería, donde exigirán respuestas. Mientras que por los restantes reclamos, los trabajadores de Lotería no tuvieron señales de las autoridades y confirmaron que desde las 10 hs de hoy prosiguen con la retención de tareas para “profundizar el plan de acción” frente al “juego de desgaste” de Lanusse y compañía. No habrá atención al público ni realización de los sorteos.