Trabajadores de maestranza del Ministerio de Trabajo de la Nación se manifestaron por el despidos de unos treinta delegados gremiales, que fueron incluidos entre los 130 que fueron echados un día después del Día del Trabajador, mientras Jorge Triaca “celebraba” junto a Gerónimo “Momo” Venegas, referente del gremio de peones rurales. La concentración tuvo lugar en las puertas de la sede ministerial de Alem 650 y contó con la participación del Sindicato de Trabajadores de Maestranza y Mantenimiento (SITMMA) y la CTA.

“Reclamamos la reincorporación inmediata de más treinta delegados sindicales por orden del ministro Triaca, en un claro hecho de persecución sindical. Están dejando en la calle a los trabajadores que venían peleando contra un conflicto que ya lleva catorce meses por salarios atrasados”, dijo a Contexto Hernán Izurieta, delegado general de ATE del Ministerio de Trabajo de la Nación, quien acompañó ayer a las columnas de trabajadores que concentraron al mediodía en C.A.B.A.

Cabe recordar que a este grupo de empleados tercerizados de mantenimiento y limpieza del organismo gestionado por Jorge Triaca se les había impedido el acceso a las instalaciones el pasado martes 2 de mayo.

Las cesantías se desarrollaron en pleno escenario de restructuración de las prestaciones de la empresa contratista con el Estado, relación que finalizó esta semana. Izurieta expresó: “Veníamos exigiendo que haya una garantía de continuidad laboral ante el eventual cambio de empresa. Ese cambio se dio el viernes 21 de abril. Desde el día siguiente, los compañeros ya empezaron a verse impedidos de ingresar al Ministerio”. Durante la semana pasada, los trabajadores discutieron con las autoridades y les habían prometido que a partir del martes 2 de mayo “la continuidad estaría garantizada”.

“Nos recibieron con un vallado y policías de Infantería. No nos merecíamos esto, sobre todo cuando el Ministerio se había comprometido la semana pasada a darle continuidad a nuestras fuentes laborales”, había informado Leonardo Benítez, uno de los delegados del Sindicato de Trabajadores de Maestranza y Mantenimiento (SITMMA) que quedó en la calle con seis años de antigüedad, en diálogo con Contexto esta semana, tras encontrarse con los despidos por parte de Triaca.

“No sólo no cumplieron con la continuidad laboral, sino que además quedó expuesta de manera clarísima la intención de Triaca de perseguir a la organización gremial. Acá el mensaje que se transmite es: quien pelea por sus derechos corre riesgo de ser despedido. Es una medida de amedrentamiento y de disciplina”.

El número de empleados apartados de su puesto representa un 30% del total de los trabajadores de esta área.

Cabe recordar que los trabajadores de mantenimiento y limpieza del Ministerio ya se habían manifestado ante la amenaza de despidos, encadenándose en las puertas de la sede. La medida, desarrollada el pasado 22 de abril ante el recambio de empresas, se desplegó tras veintidós días en retenciones de tareas.

En tanto, tras la movilización realizada por el gremio en conjunto con organizaciones políticas y populares, los trabajadores siguen sin respuestas por parte de las autoridades y los más de treinta delegados siguen despedidos.

Asimismo, desde el sector afirmaron que, de no obtener respuestas a corto plazo, profundizarán la medida de fuerza.