Los reclamos del cooperativismo para Julio Garro no son nuevos. La historia arranca entre despidos y represión en las puertas del Municipio apenas asumió como intendente de La Plata. De ahí en adelante, por un lado, los trabajadores llevaron a cabo marchas, concentraciones y movilizaciones. Por otro, el Estado sumó algunas incorporaciones y el monotributo social, con aumentos miserables que hacen que aún hoy, con una inflación en constante crecimiento, sigan sin cobrar un salario mínimo.

Esta vez, los trabajadores de Puente de Fierro se concentraron en las puertas del palacio municipal para exigirle a Garro los puestos de trabajo que les prometió en la última visita a este barrio de la localidad de Altos de San Lorenzo, en la que recorrió las calles junto a Sebastián García de Luca, secretario del Interior de la Nación.

Son 36 trabajadores los que actualmente, constituidos en una mesa de trabajo que nuclea ocho cooperativas, están realizando obras de urbanización en Puente de Fierro. “Hace tres semanas pasó el intendente a ver las obras y ahí nos prometió cupos de trabajo, porque cuando se terminan las obras nos quedamos sin trabajo, sin hacer nada”, explicó a Contexto Claudia, una de las cooperativistas de este barrio.

“Estamos trabajando en la urbanización del Barrio Puente de Fierro en Altos de San Lorenzo, construyendo veredas y plazas. Vamos a estar llevando el agua potable y el saneamiento con recursos del Ministerio del Interior de la Nación”, dijo Julio Garro en la inauguración de sesiones de este año.

Los cooperativas explican que la mano de obra de la urbanización en Puente de Fierro genera puestos de trabajo, pero que va por etapas. En enero comenzaron a realizar un tramo de veredas que duró dos semanas. Recién en marzo se reanudaron las obras, pero ya se acabaron, por lo que ahora están parados y sin cobrar. En este punto, consideran fundamental la promesa de Garro respecto a nuevas tareas y puestos laborales.

Según informan los trabajadores, el intendente les dijo que iba a brindarles cien puestos de trabajo más y actividades de mantenimiento y limpieza para realizar hasta que se reanuden las obras. Pero hasta ahora no han tenido noticias.

“Queremos que Garro cumpla con lo que prometió. Venimos al Municipio y nadie nos escucha. Estamos cortando para que él cumpla con lo que prometió”, sostuvo Claudia.

Ante el incumplimiento de esta promesa y la falta de empleos formales, los trabajadores de Puente de Fierro recurren a tareas momentáneas. Pero “la gente se queda sin laburar; tiene que salir a hacer changuitas y no hay, no se consigue. Si no hay laburo, no hay sueldo”, sostuvo la referente de las cooperativas de este barrio.

“Está tan lento esto que la gente se queda sin trabajo”, explicó Claudia, y agregó que si bien son 36 los que estuvieron en esta etapa de veredas, “quedó mucha gente afuera que no los podemos meter porque nos falta presupuesto para que estas personas tengan hoy el trabajo”.